Zidane ya encontró el lugar para Vinícius y puede ser a la derecha

Eden Hazard tiene un sitio reservado en la delantera del Real Madrid. Con el belga, la bandera del nuevo proyecto, no se va a experimentar nada. Va a jugar en el puesto en el que demostró en el Chelsea y su selección que forma parte del club de los mejores delanteros del mundo. Su posición de inicio será la natural, la banda izquierda. A partir de ahí tendrá libertad para generar todo lo que sus piernas y su cabeza llevan dentro.

 

Esa reserva de plaza en la izquierda lleva de la mano que Zidane trabaje para reubicar a Vinícius. La idea se vio clara en el entrenamiento abierto en el Saputo: habituar al exjugador del Flamengo a jugar en la banda derecha.

 

La temporada pasada Vinícius se ganó al madridismo desde el otro lado del campo. Su capacidad de desequilibrar desde la banda izquierda fue de lo mejor que encontró el Madrid a lo largo de la oscura campaña. Sus pocas apariciones por la derecha dejaron la impresión de que se encontraba más incómodo.

 

Zidane habló a finales de la temporada pasada con Vinícius para explicarle que la llegada de Hazard haría que pasara a la banda derecha. Ese puesto es una de las incógnitas para el once base que pueda tener ZZ en mente de cara a los grandes partidos. Al desborde de Vinícius suma el francés la opción de Asensio, que ha llegado a la pretemporada muy fuerte.

 

El paso a la zona de ‘7’ de Vinícius genera el interrogante de si no será un problema añadido a la falta de gol que evidenció la campaña pasada. Desde la izquierda, la salida natural al remate es con su pierna buena; desde la otra banda tendrá ventaja para centrar pero se le complicará el perfil del golpeo a puerta.

 

“Hay gente que nace con gol, pero se puede trabajar y mejorar. Sobre todo si no eres un ‘9’. Él nunca va a ser un goleador, es más de desborde, de banda.¡Y es muy joven! Tiene un gran margen de mejora”, explica a MARCA Luis García Plaza, ex técnico del Villarreal y ahora en el Beijing Renhe.

 

El entrenador madrileño no tiene dudas: “Es una bestia. Físicamente es impresionante. Su arranque y frenada es espectacular. Claro que tiene que mejorar, porque es un niño. Pero es más fácil trabajar el tema del gol con un jugador de banda que con un ‘9’ que no tiene gol. Seguro que con el paso del tiempo Vinícius va a elegir mejor. Más que dónde juegue hay que incidir en la toma de decisiones. No debe obsesionarse con eso. Seguro que hará goles”.