Reino Unido planea abolir los cigarrillos para el 2030

Todos los fumadores del Reino Unido deben abandonar el hábito antes de 2030, según un ambicioso plan gubernamental que será presentado por el Secretario de Salud la próxima semana

 

Un nuevo plan de la Secretaría de Salud del Reino Unido prohibiría fumar tabaco en 2030, según informó el periódico Daily Mail. El periódico informó que en un nuevo plan del gobierno, la secretaría de salud prometerá abolir el cigarrillo para que todos los fumadores dejen el hábito por completo o cambien a cigarrillos electrónicos en los próximos 11 años.

 

Según los planes filtrados vistos por el Daily Mail, las empresas tabacaleras estarán obligadas a pagar el costo de ayudar a las personas a dejar de fumar en lugar de a los servicios locales de salud demasiado exigentes.

 

Las tasas de tabaquismo en Gran Bretaña se han reducido por la mitad en los últimos 35 años para convertirse en una de las más bajas de Europa, con menos de uno de cada seis adultos que fuman. Pero la secretaría quiere “terminar el trabajo” y eliminar el tabaco del país.

 

Además, el plan propondrá que folletos con consejos sobre cómo dejar de fumar sean insertados en cada paquete de cigarrillos. Los ministros de la secretaría también se comprometerán a  los cigarrillos baratos que se venden en el mercado negro.

 

El objetivo de hacer que el país esté libre de humo para el año 2030 será anunciado por el secretario de Salud, Matt Hancock, la próxima semana, cuando presente un Libro Verde sobre cómo prevenir es mejor curar.

 

Las tasas de tabaquismo en Gran Bretaña se han reducido por la mitad en los últimos 35 años para convertirse en una de las más bajas de Europa, con menos de uno de cada seis adultos que ahora están tomando el hábito. Pero los jefes de salud prometen “terminar el trabajo” al deshacerse de todos los fumadores.

 

En el plan dirá: “Las ganancias en el control del tabaco han sido difíciles de conseguir y aún queda mucho por hacer. Para el 15 por ciento de los adultos que aún fuman, fumar es la principal causa de mala salud y muerte prematura, y una causa importante de desigualdad. Es por eso que el gobierno quiere terminar el trabajo”.

 

El documento dice que la ambición de dejar de fumar para el año 2030 será “extremadamente desafiante”, ya que a pesar de que las tasas de consumo de tabaco están disminuyendo en general, siguen siendo “obstinadamente altas” para ciertos grupos.

 

En todo el país, se estima que el 31 por ciento de los inquilinos de viviendas sociales son fumadores.

 

Las tasas también son mucho más altas en áreas más humildes. En Blackpool, por ejemplo, una de cada cuatro mujeres embarazadas fuma, mientras que en Westminster es una de cada 50.

 

Fumar en lugares públicos se prohibió en 2007, y en 2016 se introdujo el empaquetado simple obligatorio de cigarrillos, sin propagandas. Sin embargo, fumar sigue siendo la principal causa de cáncer prevenible en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte.

 

Westminster ya se suscribió a los planes para reducir las tasas de tabaquismo en adultos al 12% para 2022, pero los planes para eliminar todos los cigarrillos para 2030 marcarían una expansión dramática de la política antitabaco.