Ministro de Trabajo, Rolando Castro, buscará que OIT elimine a El Salvador de lista negra

La lista negra de la OIT está conformada por los países que no respetan convenios y libertades sindicales, por tal razón, el Ministro de Trabajo, Rolando Castro, tiene sobre sus hombros la amplia tarea de plantear en la 108 Conferencia Internacional del Trabajo, el retiro del nombre de nuestro país, para no hacerse acreedor a dichas sanciones internacionales.

 

El Ministro de Trabajo, Rolando Castro, arribó  a Ginebra, Suiza, con el firme objetivo de consolidar las relaciones y a la vez convencer que este nuevo Gobierno liderado por el presidente Nayib Bukele respeta, desde el primer día de su mandato, convenios y libertades sindicales.

 

“Realizaremos nuestra mejor presentación a efecto de concluir con acuerdos que beneficien a El Salvador, en cuanto al cumplimento de derechos laborales”, manifestó días atrás el titular de la cartera de Trabajo.

 

Además, su visita a Ginebra pretende lograr el consenso tripartito ante los organismos de control de la OIT, de manera, que los compromisos asumidos en esta instancia serán de estricto cumplimiento por los interlocutores sociales con el acompañamiento del gobierno.

 

El encuentro ha sido denominado “Construyendo un futuro con trabajo decente” y se desarrolla del 10 al 21 de junio, del presente año.

 

El funcionario fue recibido por el excelentísimo Embajador de la misión permanente de El Salvador ante la oficina europea de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, Ginebra, Señor Joaquín Maza Martelli.

 

En menos de 15 días, Castro le apuesta a la erradicación del trabajo infantil

 

El Ministro desde el 1 de junio está enfocado en mejorar las condiciones laborales, pero no solo para los trabajadores, sino para que el tema del trabajo infantil sea erradicado.

 

El pasado 12 de junio fue el Día Mundial del Trabajo Infantil, por lo desde dicha cartera de Estado impulsa la campaña: ¡Los niños no deberían trabajar en el campo, sino en sus sueños!

 

El compromiso de Castro va más allá, sobre todo porque conoce, de primera mano, la realidad salvadoreña, ya que fue activista social por más de 15 años.

 

“Respaldaremos al sector productivo para que genere las fuentes de empleo y que crezca, pero también velaremos por el cumplimiento de los derechos de las personas trabajadoras, No permitiremos violaciones de derechos”, puntualizó Castro.