Harina de insectos y helado de grillos: las insólitas alternativas ante la escasez de alimentos

El planeta aumenta su población y amenaza con quedarse sin alimentos para todos.

 

La startup CRIC, de Costa Rica, se dedica a paliar este problema aprovechando los insectos como “supernutriente” para elaborar harina, o incluso galletas y postres helados de grillos, relata la nutricionista Daniela Arias.

 

Los insectos son “el alimento del futuro” para esta empresa porque, dice, es la especie más común en el mundo, consumen 2.000 veces menos agua, ocupan 25 veces menos espacio, necesitan 12 veces menos alimentos y generan 100 veces menos gases de efecto invernadero que la industria ganadera.

 

Además, en comparación con otras carnes que carecen de ciertos nutrientes, los insectos sí tienen proteína, grasa saludable, fibra, vitaminas, minerales, fuentes de calcio, lo que les hace un “supernutriente”, según este proyecto empresarial.

 

La empresa, que cuenta con una granja de insectos comestibles, crea “soluciones saludables y sostenibles” a partir de esos animales y en la fase actual, CRIC está trabajando con grillos introduciéndolos de “manera fácil” en el mercado, como alimentos en forma de polvo, una materia prima que se puede utilizar después para cocinar.