Arranca la cumbre del G20 en Osaka

(Agencias)-La guerra comercial planea sobre la reunión antes del esperado encuentro bilateral entre el presidente estadounidense Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping.

 

Los gobernantes del G20 y los líderes políticos invitados comienzan hoy en la ciudad japonesa de Osaka una cumbre de dos días que analizará temas vinculados con los nuevos desafíos económicos globales y compromisos medioambientales.

Tras criticar duramente a algunos de sus socios comerciales, el presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó el tono, en una cumbre en la que también se abordará el cambio climático, la crisis en Irán, sobra la que Trump dijo no tener prisa, o las negociaciones comerciales UE-Mercosur.

 

Los debates comenzaron con una primera reunión sobre la economía digital, que será seguida por la primera sesión de las discusiones formales de los líderes reunidos en un centro de convenciones de la bahía de Osaka. Las discusiones se prolongarán hasta la tarde del sábado, y en los pasillos hay numerosas reuniones bilaterales entre los líderes asistentes, incluyendo una reunión clave entre los gobernantes de Estados Unidos, Donald Trump, y de China, Xi Jinping.

 

“Una economía libre y abierta es la fundación de la paz y la prosperidad”, afirmó el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en la primera sesión de los debates del G20, al compartir un almuerzo de trabajo con el resto de los líderes presentes en la cumbre. “Ahora es el momento de comunicar un fuerte mensaje para el mantenimiento y el fortalecimiento de un sistema libre, justo y no discriminatorio” en temas comerciales, agregó el gobernante japonés.

 

Reunión previa con Shinzo Abe

 

Trump se reunió en Osaka con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, antes del inicio oficial de la cumbre y dos días después de criticar duramente el tratado de defensa que rige la presencia militar estadounidense en Japón desde 1960. Sin embargo, Trump evitó hacer referencia a ese tema. “Acabo de irme de Japón y ya estoy de vuelta”, bromeó Trump, quien a finales de mayo visitó Tokio para reunirse con el nuevo emperador japonés, Naruhito.

 

Donald Trump, acompañado por su hija Ivanka y su marido, Jared Kushner, posan junto al presidente japonés Shinzo Abe.

 

Abe añadió que esos dos viajes a Japón “en un periodo tan corto de tiempo demuestran la fortaleza de la alianza” bilateral. Tampoco hizo referencia a las declaraciones de Trump en la cadena Fox Business el miércoles, en las que dijo: “Si atacaran a Japón, nosotros lucharíamos en la Tercera Guerra Mundial, les protegeríamos con nuestras vidas y nuestro dinero. Pero si a nosotros nos atacaran, Japón no tiene que ayudarnos. Lo verían por una televisión Sony”.

 

La posibilidad de cerrar el acuerdo comercial que negocian desde hace meses también estuvo presente. Abe entregó a Trump un mapa de Estados Unidos que mostraba cinco nuevas inversiones que la industria japonesa del motor ha hecho en el último mes, con la inscripción “¡nuevo!” al lado de cada territorio beneficiado. Trump le agradeció esas inversiones y citó varios estados clave para su reelección que supuestamente se verán favorecidos, como “Michigan, Ohio, Pensilvania y Carolina del Norte”.

 

Trump y Abe comenzaron después una reunión trilateral con el primer ministro de la India, Narendra Modi, que luego se entrevistó a solas con el mandatario estadounidense. También sobre La India Trump había criticado antes del encuentro que mantiene unos “inadmisibles” aranceles. Con Modi al lado, sin embargo, Trump aseguró: “Creo que seguiremos llevándonos bien con la India”.