EL NUEVO KIMI

El piloto más veterano de la parrilla está como un niño con zapatos nuevos en Alfa Romeo. Kimi Raikkonen, que cumplirá 40 años en octubre, circula con menos presión que en Ferrari y se ha reencontrado con el ambiente en el que se mueve mejor: menos actos publicitarios y entrevistas, alejado de los focos y a correr, que es lo único que le gusta.

 

“No sé como estoy motivado, pero no hago nada especial para lograrlo, quizás esto se ha convertido más en un hobby para mí y vuelve a ser divertido”, aseguraba en China donde llegó la carrera número 1.000 que, como era de esperar, poco le importó.

 

Él solito sostiene al antiguo Sauber cuarto en el campeonato de constructores. Por eso el equipo aleja los fantasmas de que Kimi esté en Alfa como en un cementerio de elefantes, desmotivado y acabando su carrera. Lo contaba Frederic Vasseur.