ROMERO SUBE A LOS ALTARES

Nacido en Ciudad Barrios, al este de El Salvador, el 15 de agosto de 1917, Monseñor Óscar Arnulfo Romero, fue nombrado Arzobispo de San Salvador por el Papa Pablo VI en 1977.

 

Su gobierno pastoral destacó por la defensa de los derechos humanos, en medio de una naciente guerra civil entre la guerrilla de izquierda y el gobierno de extrema derecha.

 

El 24 de marzo de 1980, Monseñor Romero fue asesinado .

 

El 3 de febrero de 2015, el Papa Francisco reconoció su martirio y fue beatificado el 25 de mayo de ese mismo año por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en San Salvador.

 

Monseñor Vincenzo Paglia, postulador de la causa de canonización de Mons. Oscar Romero, señaló que la curación inexplicable de una mujer embarazada es el milagro aprobado que permite declarar santo el próximo domingo 14 de octubre al entonces Arzobispo de San Salvador.

 

Se trata de Cecilia Flores una mujer salvadoreña de 36 años que fue diagnosticada por los médicos del hospital de Maternidad 1 de Mayo con el síndrome de Hellp, una condición incurable que le dañó el hígado y los riñones.

 

Sin embargo, contra todo pronóstico y a pesar de haber sido inducida a un coma para realizarle hemodiálisis, la mujer se sanó inexplicablemente y al día siguiente ya estaba contenta con su tercer hijo en brazos, de nombre Luis Carlos.