Ministerio de la Defensa propone reducir 26% del costo económico social de sus trámites

En el marco del proyecto de simplificación y registro de trámites, que lidera el Organismo de Mejora Regulatoria (OMR), el Ministerio de la Defensa Nacional (MDN) es la primera institución del Estado salvadoreño en elaborar un plan de simplificación, en el que se propone generar un ahorro de 1 millón 689 mil dólares en el Costo Económico Social (CES) de dos de sus trámites: la matrícula para la tenencia y conducción, portación o colección de armas de fuego; y los permisos especiales de sustancias químicas. Esto implica una reducción aproximada del 26 por ciento del CES de todos los trámites dentro del ministerio.

El CES es una medida que el OMR obtiene a partir de medir el tiempo invertido por los usuarios para reducir los requisitos de un trámite y el tiempo de espera hasta obtener su resolución, por la frecuencia con la que se realizan. Entre ambos trámites, el CES ahora es de 4 millones 192 mil dólares; pero con el plan de simplificación que el MDN propone, este se reducirá cerca de un 40 por ciento.

El trámite de la matrícula para la tenencia y conducción, portación o colección de armas de fuego fue realizado 22 mil 493 veces en 2016. Hacer de manera unitaria estos trámites cuesta 301.04 dólares; con la simplificación, el costo se reduciría a 206.91 dólares. Para alcanzar esta meta, el MDN ha propuesto eliminar las fotocopias certificadas no requeridas por la Ley de control y Regulación de Armas, Municiones, Explosivos y Artículos Similares; crear módulos de revisión de trámites en el sistema informático actual; adquirir equipo tecnológico que reduzca la presentación de documentos; y exhibir solo documentos originales (DUI y NIT) para realizar un trámite de matrícula de persona natural.

En el caso de los trámites para los permisos especiales de sustancias químicas, este se realizó 160 veces. Hacer de manera unitaria estos trámites cuesta 8 mil 351 dólares; al simplificar, el costo se reduciría a 4 mil 967 dólares. En este caso, la propuesta es unificar el formulario de solicitud de los permisos especiales; eliminar la presentación de documentos certificados, presentando únicamente fotocopia simple; eliminar la solicitud de fotocopia de los permisos emitidos por el ministerio, y utilizar un lenguaje comprensible al usuario en el formulario de solicitud de los permisos especiales.