A DANGEROUS SON

Uno de cada diez niños en Estados Unidos sufre algún trastorno emocional y más de 17 millones han experimentado alguna enfermedad psiquiátrica.

 

A DANGEROUS SON, el documental de HBO que estrena el lunes 22 de octubre a las 20h, se centra en tres pequeños con problemas graves de comportamiento y salud mental, enfatizando la importancia de promover el diálogo y prestar atención a quienes lo necesitan.

 

Siguiendo los ciclos de asesoría, medicación, hospitalizaciones y encuentros con la ley, A DANGEROUS SON muestra también la constante culpa y desolación que sienten los padres, y la preocupación interminable de que sus hijos puedan lastimarse a ellos mismos o a otros. Y aunque el tratamiento adecuado puede hacer mejorar a los pacientes, el cuidado médico es frecuentemente un lujo que no todas las familias pueden costear.

 

Cada lunes estrena un nuevo documental de la temporada 2018 en HBO y HBO GO donde también están disponibles los títulos anteriores.

 

A DANGEROUS SON

Algunos datos:

 

  • En 1955, Estados Unidos vio el número más alto de pacientes en sanatorios mentales en su historia: 560,000. El número ha bajado desde entonces, no porque los enfermos hayan disminuido, sino porque las políticas de salud han desinstitucionalizado el tratamiento de este tipo de padecimientos: es responsabilidad de las familias cuidar a sus enfermos.[1]

 

  • Enfermedades como déficit de atención, desorden de desafío oposicional, ansiedad y desorden de conducta pueden volverse violentas si no son tratadas correctamente.[2]

 

  • De 2009 a 2012, Estados Unidos se deshizo del 10% de los lugares disponibles en sanatorios psiquiátricos, mientras que recortó el presupuesto para este tipo de servicios de salud en $5 mil millones de dólares, dejando a muchas familias sin opciones para tratar a sus hijos enfermos.1

 

  • 17 millones de niños en Estados Unidos tienen o han tenido un desorden psiquiátrico, pero el país cuenta con menos de 60,000 camas para atenderlos a todos.1

 

  • Uno de cada diez niños estadounidenses sufre un padecimiento psiquiátrico, pero menos del 50% recibe tratamiento, público o privado. (Dato del documental, según Psychology Today)

 

  • 70% de los menores de edad dentro del sistema penitenciario estadounidense padecen un desorden psiquiátrico.2

 

  • De acuerdo con el fondo Milbank Memorial, entre el 13 y el 20% de los menores estadounidenses han sido diagnosticados con padecimientos psiquiátricos.2

 

  • El documental “A Dangerous Son” fue inspirado por el tiroteo de Newtown, Connecticut de 2012, cuyo perpetrador padecía una enfermedad psiquiátrica que su madre no pudo tratar sin ayuda del Estado.1,2

 

  • Se calcula que cerca de 44% de los adultos de Estados Unidos han padecido o padecerán al menos un episodio de desórdenes psiquiátricos en su vida.[3]

 

  • En México, se destina menos del 1% del presupuesto total para la salud al tratamiento de enfermedades psiquiátricas.[4]

 

  • Otros documentales de HBO sobre temas de salud mental incluyen Robin WilliamS: Come inside my mind, Mommy Dead and dearest y Beware the Slenderman, disponibles ahora en HBO GO.

 

Fuentes:

[1] https://www.theguardian.com/film/2018/may/07/liz-garbus-a-dangerous-son-documentary-mental-health-crisis

[2] https://www.healthline.com/health-news/hbo-documentary-examines-violent-children-with-mental-health-issues#8

[3] https://themighty.com/2018/07/a-dangerous-son-review/

[4] https://www.paho.org/salud-en-las-americas-2017/?post_t_es=la-salud-mental-en-la-region-de-las-americas&lang=es