“Si es un sindicalismo clasista tendrá un sindicalismo de confrontación con ese gobierno”

Reunión STISSS-cubano 030Ramón Cardona: Fue secretario general de trabajadores del petróleo en 1971, posteriormente químico energético, minero energético, participó en la fundación de tres sindicatos en Cuba y también formó parte de la dirección de la central cubana del secretariado del CTCE, fue encargado de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) donde le pidieron que participara en la candidatura para el secretariado de la Federación Sindical Mundial, siendo electo en el 2000 en el congreso de la India. Fue reelecto en el 2011.

Ramón Cardona, nuevo Secretario de la Federación Sindical Mundial, región América Latina y el Caribe, lucha por la defensa de los trabajadores. Asimismo informó que está de visita en el país para tratar con el gobierno los problemas que han tenido algunos sindicatos entre ellos el STISSS, con algunos funcionarios. Para que se respete al fuero sindical, la voluntad y a la decisión que los hayan electo a los líderes de dichas organizaciones.

¿Qué papel juega la Federación Sindical Mundial, cual es el objetivo de esta?

El objetivo esencial es defender los derechos de los trabajadores a escala internacional, para eso tenemos estatus consultivo desde de la naciones Unidas, UNESCO, OIT, FAO, en fin en todas las organizaciones internacionales del mundo diplomático donde llevamos la voz de los trabajadores, una voz que tiene correspondiente con nuestros principios, nuestros valores de defensa realmente de los derechos de los trabajadores, no de boca sino que de acción de interpretar cuáles son sus ansias y defenderla y posibilitar con nuestra acción que efectivamente haya protección a esos derechos.

Una organización sindical que surgió en 1945 vamos a cumplir el próximo 3 de octubre el 70 aniversario de su existencia, muy fuerte surgió con todo el movimiento sindical que en aquel momento existía, solamente la CIO norteamericana no participó, era tan fuerte que logramos el convenio 87, 98 en la OIT que todavía son instrumentos y herramientas del movimiento sindical internacionalmente, la fortaleza también devino en el interés de quebrarla para que no fuera tan fuerte y se creó en 1949 la CEOLS que es una organización ahora de la Confederación Sindical Internacional, que es opuesta a los valores y principios que nosotros defendemos. No son nuestros enemigos, nuestro enemigo es el capital, pero evidentemente tenemos propósitos proyecciones, métodos de trabajo sobre todo de trabajo totalmente distinto, nosotros no tratamos de encontrarle explicación a las acciones de los capitalistas, de frente luchamos a esas acciones de los capitalistas cuando afectan a los intereses de los trabajadores, No tratamos de armonizar nuestras relaciones sino de confrontarlas en función de que hagamos valer esos derechos que están consagrados en la legislación de cada país e internacional también.

¿En Centroamérica y particularmente en El Salvador, hay respeto a la libre sindicalización o han encontrado algún contra peso?

Evidentemente con el triunfo del FMLN, el triunfo del presidente Salvador Sánchez Cerén, se crean condiciones en El Salvador para que haya una defensa mayor del sindicalismo, una atención mayor a sus preocupaciones, las dos reuniones que él sostuvo a finales de año con el movimiento sindical es una evidencia de esa voluntad.

Sin embargo lamentablemente no siempre aquellos que están llamados a interpretar esas indicaciones, esa voluntad política expresado por la máxima dirección del país como gobierno y también como político, no se actúa en correspondencia con ellos, hay un funcionario que en vez de proteger alimentar, estimular, contribuir al desarrollo del sindicalismo que realmente es el sindicalismo que siempre ha acompañado las transformaciones revolucionarias como es el caso del STISSS, lo que hacen es tratar de enfrentarlo, de quebrarlo, de inventarle sindicatos, contraponiendo toda política, primero la ética, segundo la política establecida por el gobierno y tercero las proyecciones que tiene la Organización Internacional del Trabajo, una de las cuestiones que venimos hacer aquí junto con la movilización del próximo 9,10 y 11 de abril en Panamá, ante la cumbre de la Américas, pero precisamente discutir con autoridades del gobierno, discutir esas situaciones que tiene el STISSS y otros sindicatos, como por ejemplo, el sindicato de los trabajadores eléctricos, no afiliado a la Federación Sindical Mundial, pero muy vinculados a nosotros y por lo tanto queremos reclamar que haya respeto al fuero sindical y a la voluntad y a la decisión que los hayan electo, eso no ayuda a nadie, no ayuda al sindicato y no ayuda aquellos que quieren con esas acciones supuestamente resolver sus intereses.

¿Qué opinión le merece el trabajo que realiza el STISSS?

El STISSS es un sindicato combativo de lucha es un sindicato que viene con los principios de la Federación Internacional Sindical, es un sindicato que siempre le ha apostado al desarrollo de las transformaciones en El Salvador, la prueba es que exdirigentes del STISSS fueron combatientes también en las lomas en salvaguardia en la lucha para tratar de encontrar una sociedad distinta en El Salvador, la posibilidad de construir esa sociedad distinta, no quiere decir que no defienda las necesidades de los trabajadores que agrupa, pero al mismo tiempo trabaja para transformar la realidad del entorno que hace que tengamos que hacer demandas, cuando avancemos, cuando haya una sociedad mejor en El Salvador, cuando tengamos realmente socialismo en El Salvador no habrá necesidad de hacer demanda porque en el habrá gobierno una actitud de gobernante que realmente defienda los intereses de los trabajadores, como quiere hacer Sánchez Cerén.

¿Cómo debería de ser la relación entre el sindicalismo y el gobierno central?

Bueno depende del gobierno, si es un gobierno de enfrentamiento a los intereses de los trabajadores, si es un sindicalismo clasista tendrá un sindicalismo de confrontación con ese gobierno, si es un gobierno que quiera contribuir al desarrollo del sindicalismo que quiere afincarse en él para poder hacer avanzar los intereses también del gobierno entonces habrá armonía para tratar de impulsar esos propósitos y esos empeños, nosotros no tenemos un cliché, un eslogan pre elaborado sobre eso sino hay correspondencia con la realidad, actuamos pero siempre bajo los principios y valores de defensa de los derechos de los trabajadores.

¿Qué países en Latinoamérica amenazan al sindicalismo?

Colombia no se puede decir el mejor ejemplo sino que es el peor ejemplo de un tipo de acciones que privilegian los intereses de los empresarios antes que el de los trabajadores e incluso hasta con la muerte como ha ocurrido durante muchos años.

Nosotros por supuesto hemos desarrollado campañas en solidaridad con Colombia, hemos estado ahí junto con ellos, me recuerdo en una huelga de los corteros de caña del cual participé en Cádiz Colombia y que como la federación sindical es débil financieramente porque no recibimos dinero de ninguna transnacional, ni de ningún gobierno que no sea a favor de los trabajadores, sin embargo les llevamos ahí $100 que no era nada y el agradecimiento fue tremendo por parte de los compañeros porque más que el dinero era el gesto de poder compartir con ellos de alguna manera esa lucha que estaban llevando y me llamó mucho la atención que mientras nosotros actuamos de esa manera entre los empresarios con los cuales ellos estaban discutiendo estaba uno que es dirigente de una central sindical colombiana, se puede imaginar la CGTC el principal dirigente de esta organización que también estaba discutiendo con ellos que también estaba discutiendo ellos pero contrario a sus intereses porque era empresaria de una de las cañeras ese es otro tipo de sindicalismo que no es el de la federación Sindical Mundial sino que es un sindicalismo que va al sindicalismo para ver que obtiene de él no para ver qué es lo que le da.

¿Colombia es el único que tiene esa mala relación con el sindicalismo?

Guatemala también tiene un sindicalismo que tiene una muy mala relación, Honduras ni se hable después del golpe de estado yo acabo de venir de ahí y no hay ningún respeto hay represión al ejercicio del movimiento sindical, cualquiera que cree ahí un sindicato pues es reprimido, es reprimida también la posibilidad de expresarse algo que es un principio universal reconocido por el mundo entero.

Ahí se persigue aquellos que difieren de las políticas del gobierno, se está educando a los niños por parte de los militares, se les da conferencia con el concepto que tienen los militares sobre la formación que se le debe dar a un niño, la situación es muy grave en Honduras.

En Guatemala también que ha sido objeto de una comisión de encuesta que ha sido creada por Organización Internacional del Trabajo atendiendo a la situaciones ahí existentes, pero porque evidentemente por la complacencia aquellos que actúan en el movimiento sindical internacional no ha podido avanzar esa comisión de encuesta en Guatemala y aparentemente todo ha ido mejorando en Guatemala cuando esto no es cierto.