Se desploma el respaldo al gobierno de Dilma Rousseff

rousseffDe acuerdo con una encuesta, el 59,7% de los brasileños apoyaría la destitución de la Presidenta, mientras que el 34,7% se mostró en contra.

El apoyo al gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, cayó a un mínimo de 10,8%, reveló ayer un sondeo de la empresa demoscópica MDA bajo encargo de la Confederación Nacional del Transporte (CNT).

Estos niveles representan una caída de 30 puntos en referencia a la última encuesta de la CNT difundida en septiembre de 2014 (41%), antes de las elecciones en las que Rousseff resultó electa por un estrecho margen frente al opositor Aécio Neves.

La popularidad de Rousseff, que inició su segundo mandato en enero, ha venido desmoronándose en medio de masivas manifestaciones contra el Gobierno. La última y más multitudinaria reunió a 1,7 millones de personas en varias ciudades del país el domingo 15 de marzo.

La empresa encuestadora Datafolha ubicó el respaldo a Rousseff en 13% recientemente, casi dos puntos más que el resultado del sondeo de CNT.

Según la encuesta de CNT, el rechazo se ubicó por su parte en 64,8%, en la peor evaluación de un Gobierno desde octubre de 1999 (8%) durante el mandato de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), indicó el organismo en un comunicado.

Las convocatorias a las protestas sociales del 15 de marzo, que tuvieron una mayor respuesta en Sao Paulo, fueron en rechazo al escándalo de corrupción en la empresa Petrobras, la deteriorada situación económica e incluso para que algunos grupos pidieran la salida de la Mandataria izquierdista del poder.

De acuerdo con el sondeo, 59,7% de los brasileños apoyaría la destitución de Rousseff, mientras que 34,7% se mostró en contra.

Por otra parte, un 68,9% considera que Rousseff es responsable en el escándalo de corrupción en Petrobras, según el cual grandes empresas constructoras habrían pagado millonarios sobornos para ganar contratos en la estatal. Según las autoridades, la red ilícita movió 4.000 millones de dólares en una década.

Un 67,9% involucra igualmente al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) en la trama, que habría operado ya desde sus primeros años de gobierno, hecho que genera confusión e incertidumbre.

Pesimismo Brasil

Economía La encuesta de MDA mostró igualmente pesimismo sobre la economía del país: 37% cree que aumentará el desempleo y 49% que la renta va a disminuir.

Propuesta Dilma Rousseff propuso un plan para ordenar las cuentas públicas, controlar la inflación y retomar el crecimiento. Pero 66,9% considera que estas medidas no serán suficientes para revertir la crisis económica.

Gobierno Desde Brasilia se espera revertir el rumbo errático de la economía y resolver la crisis cuanto antes.