Gobierno colombiano da un paso para lograr la paz con las FARC

colombia“Esta medida de construcción de confianza”, que es “transitoria” y será reevaluada al cabo de un mes, no supondrá frenar la acción de la fuerza pública contra la extorsión, el secuestro y el narcotráfico, aclaró, sobre la lucha contra toda forma de crimen organizado subrayada la víspera por el presidente

En un gran paso hacia la paz en Colombia, el gobierno detendrá durante un mes los ataques aéreos contra la guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con la que negocia el fin de más de 50 años de conflicto armado.

Esta medida sin precedentes en este proceso de paz, anunciada en cadena nacional de televisión por el presidente Juan Manuel Santos, busca acelerar las pláticas que avanza desde noviembre de 2012 en Cuba con las FARC para terminar con la conflagración interna más antigua de Latinoamérica, informó AFP.

El mandatario de centro-derecha, que hasta ahora se había negado a decretar una tregua militar antes de un acuerdo definitivo por considerar que fortalecería a la guerrilla, dijo responder así al histórico alto al fuego unilateral e indefinido que las FARC iniciaron en diciembre pasado.

La suspensión de bombardeos, claves en la estrategia contra el principal grupo rebelde del país, “no es un cese al fuego bilateral disfrazado”, destacó este miércoles en rueda de prensa el jefe de la delegación del gobierno en La Habana, Humberto de la Calle.

“Esta medida de construcción de confianza”, que es “transitoria” y será reevaluada al cabo de un mes, no supondrá frenar la acción de la fuerza pública contra la extorsión, el secuestro y el narcotráfico, aclaró, sobre la lucha contra toda forma de crimen organizado subrayada la víspera por el presidente.

Reelecto en junio pasado con la promesa de sellar la paz, Santos anunció además la creación de una comisión de “carácter incluyente y pluralista” que integre a todo el espectro de la opinión pública, especialmente a los partidarios de su predecesor, el expresidente Álvaro Uribe, el más férreo opositor a los diálogos.

Otro dos críticos de las conversaciones de paz, el expresidente Andrés Pastrana (1998-2002) y la excandidata presidencial del Partido Conservador, Martha Lucía Ramírez, quien en las últimas elecciones presidenciales apoyó al postulante de Uribe, Óscar Iván Zuluaga, ya anunciaron su adhesión.

“La paz de Colombia está por encima de cualquier diferencia política”, tuiteó Pastrana, en cuyo gobierno se frustró el último intento de paz con las FARC en el Caguán (suroeste), antes de las actuales conversaciones.