Sindicalistas se manifiestan ante la ley de asocio público-privado

Diferentes organizaciones sociales se concentraron frente a la iglesia basílica de Guadalupe, al occidente de San Salvador, para luego dar inicio a una marcha pacífica que tenía como destino las instalaciones de la embajada de Estados Unidos en El Salvador.

En la marcha participaron sindicatos afiliados al Frente Sindical Salvadoreño (FESS), acompañados de (CISPES) ciudades hermanas El Salvador-Estados Unidos.

Luego realizaron una protesta frente a la Embajada de Estados Unidos en El Salvador, ubicada en la colonia Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad, donde denunciaron la injerencia de Estados Unidos sobre el gobierno salvadoreño para la aprobación de los Asocio Público-Privados.
Los sindicalistas entregaron a la embajada una carta firmada por más de 1,000 ciudadanos y residentes estadounidenses, en la cual expresan la intervención de Estados Unidos en los procesos democráticos del país.

La carta plantea dos puntos específicos, primero que la embajadora deje de usar fondos de asistencia internacional para manipular los procesos soberanos y democráticos de El Salvador; el segundo punto es que deje de presionar al gobierno salvadoreño para que apruebe la ley de asocio público-privado.

La propuesta de esta ley fue elaborada por el gobierno de El Salvador y asesores del departamento de comercio entre los Estados Unidos y El Salvador.