Un reportero intenta besar a Will Smith y se monta el lío

Will Smith está atendiendo a los medios de comunicación que han acudido a la presentación de ‘Men in Black III’ en Moscú. Como es costumbre, Smith atiende a todos los reporteros congregados en la alfombra roja y responde con la mejor de las sonrisas a sus preguntas. En un momento determinado, cuando termina de contestar el periodista se despide abrazando al actor. Todo parece ir bien hasta que intenta besarle en la boca. Will se zafa de él y le espeta: «Qué demonios está mal contigo, amigo?», a la vez que le da una ligera bofetada que apenas llega a rozarle.

Esta acción ha levantado una polémica desproporcionada e injusta alrededor del actor, al menos en la humilde opinión de la que aquí escribe. Se le ha acusado de violento y de no demostrar con hechos su reciente apoyo público al matrimonio homosexual. ¿Estamos locos? El actor está en su derecho de no aceptar ‘una muestra de cariño’ tan grande de un desconocido.

El caso de Scarlett Johansson

Cambiemos por un momento a los protagonistas de esta historia. Si en lugar de Will Smith fuera Scarlett Johansson la que hubiera reaccionado así ante el intento de beso de un periodista, todos aplaudiríamos su actuación. Nadie tiene derecho a invadir de esa manera su espacio vital y, mucho menos, a intentar besarla. Sin embargo, al ser Smith un hombre parece que no opinamos lo mismo.

Poner a Scarlett Johannson de ejemplo no es casualidad. Ella misma sufrió una ‘invasión’ parecida en la gala de los Oscar. Un reconocido periodista de moda, abiertamente homosexual, se tomó la libertad de tocarle un pecho en directo. En el mismo momento la actriz no supo reaccionar. Pero más tarde aseguró que no le había parecido normal y que la había disgustado muchísimo.