Funes participa en Conmemoración XXVI Aniversario de la Constitución

20091223-0-0-N-ANIVERSARIOLa 1ª Constitución Política de El Salvador, sancionada por el prócer José Manuel Rodríguez, en su calidad de Jefe del Estado, fue decretada el 12 de junio de 1824 por el Congreso Nacional

El Presidente de la República, Mauricio Funes; los presidentes de la Asamblea Legislativa, Ciro Cruz Zepeda y de la Corte Suprema de Justicia, José Belarmino Jaime, entre otros, participaron, en el acto de conmemoración del XXVI aniversario de la Constitución de la República de 1983.

En el acto el Presidente Funes destacó que cuando en 1983 se redactó la Constitución, las circunstancias que se vivían impidieron que cumpliera con el espíritu fundacional y de consenso que debe tener la ley máxima de una nación, debido a que carecía de la representatividad y voluntad para ser implementada.

El Presidente Funes dijo que actualmente la Constitución no se cumple a cabalidad: “Hay muchas asignaturas pendientes. Asimismo, su campo de acción y su verdadero contenido se ha reducido y manipulado” agregó.

“Por ejemplo, se transformó en su interpretación y aplicación práctica, la perspectiva de economía social de mercado, trazada en su texto actual y en su lugar, se implementó una visión liberal del siglo XIX, en la que el Estado ha sido un simple observador del capitalismo deshumanizado y demostró cada vez menos interés, por la situación y el futuro de aquellos que quedaban marginados, frente al todo poderoso mercado” aseguró el gobernante.

Dijo además, que esas interpretaciones, han ocasionado alteraciones del orden constitucional, por parte de funcionarios interesados en satisfacer las necesidades del régimen, que con esas actitudes provocaron descrédito hacia las instituciones y falta de credibilidad en las leyes.

En el XXVI aniversario de la Constitución de 1983, el Presidente Funes reiteró su compromiso de fidelidad, respeto y aprecio a la Carta Magna: “Para que las nuevas generaciones sepan que la ley máxima que rige a nuestro país, el libro sagrado de nuestra democracia, no es otro que la Constitución nacional” afirmó.

Asimismo, dijo que el compromiso de su gobierno con el cambio, se traduce en erradicar realidades ofensivas para la dignidad humana, integrar a los sectores excluidos y acercar el Estado a los territorios y a los ciudadanos.