Zelaya dice que Lobo ha empeorado en un año la situación de Honduras

El ex presidente de Honduras Manuel Zelaya, derrocado en 2009, dijo al cumplirse un año de mandato de Porfirio Lobo, que en este tiempo ha empeorado la situación social, económica y política del país.

“El balance, del gobierno de Porfirio Lobo Sosa, a un año de mi exilio forzado e ilegal, muestra resultados desalentadores y negativos”, indicó Zelaya en una carta enviada por correo electrónico y divulgada a los medios desde la República Dominicana, donde hoy cumple un año como “huésped de honor”.

Añade que ante la envergadura de la crisis que vive Honduras, “es un deber ineludible de todos los hondureños proponer soluciones reales y honestas, ya que a lo largo de estos 12 meses la tendencia del gobierno con sus acciones ha sido a empeorar la situación socioeconómica y política del país”.

Lo que ocurre en Honduras, según Zelaya, es “el resultado de la ausencia absoluta de sensibilidad ante el sufrimiento indecible de las mayorías del pueblo; obreros, campesinos, maestros y trabajadores, mientras los que generaron el conflicto siguen constituyendo el poder real del país”.

Zelaya fue derrocado por los militares el 28 de junio de 2009, cuando impulsaba una consulta popular pese a tener impedimentos legales para ello, lo que, según sus adversarios, se debía a que quería reformar la Constitución para perpetuarse en el poder.

El ex gobernante, quien además es coordinador general del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), dice en su carta que el desempeño económico del país ha sido negativo, con todos los indicadores básicos mostrando declive, endeudamiento y aumento de la canasta básica.

También se han incrementado los precios de los combustibles y de la energía eléctrica, en tanto que “la inseguridad jurídica y el crimen han convertido a Honduras entre los tres países más violentos del mundo”, añade la carta.

En opinión de Zelaya, los pronósticos de mejorías son “muy reservados” para el presente año, lo que contrasta con el optimismo de Lobo, quien el pasado martes dijo en el Parlamento que en 2010 hubo un importante crecimiento económico y que en 2011 la situación será mejor.

Zelaya también recordó que tras un año de gobierno de Lobo, Honduras no ha podido regresar a la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo del que fue suspendida el 4 de julio de 2009, a raíz del golpe de Estado.

“Las demandas planteadas por la comunidad latinoamericana (como el regreso incondicional de Zelaya al país) han sido alevosamente eludidas e ignoradas por el gobierno de Porfirio Lobo”, subraya el mensaje de Zelaya a sus compatriotas.

En lo interno, Zelaya considera además que la reconciliación nacional que promueve Lobo “es imposible de valorar, ya que el discurso conciliador” del actual gobernante “contrasta con la política de persecución y represión contra el pueblo en resistencia”.

Tampoco se ha hecho el “formal reconocimiento del Frente Nacional de Resistencia Popular como la oposición auténtica en el país”, indicó Zelaya.

El ex presidente acusó al gobierno de Lobo de violaciones de los derechos humanos y de estar enfrentado con los maestros y los campesinos por las reclamaciones de ambos sectores.

“Condenamos con vigor, todas las acciones que suprimen las conquistas históricas de los maestros y los obreros”, dijo Zelaya, quien en diciembre pasado anunció que en 2011 regresará a Honduras, aunque no precisó en qué fecha.