Zapatero niega a Gallardón su petición de refinanciar la deuda de Madrid

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, no ha logrado alcanzar un compromiso al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre la refinanciación de la deuda del Ayuntamiento de Madrid, según ha explicado el propio alcalde en rueda de prensa. Zapatero y Gallardón se han reunido durante una hora y media en La Moncloa.

El alcalde ha avanzado que el Gobierno sí que permitirá al Consistorio subrogar la deuda de la M-30. Esa deuda pasará de estar en un organismo autónomo -Madrid Calle 30- para incorporarse a la administración municipal, lo que supondrá que el Consistorio dejará de pagar determinados seguros que le obligaba la ley así como el IVA. Esto supondrá un ahorro de unos cien millones al año.

“No he conseguido ningún compromiso”, aseguró el alcade, que precisó que el presidente del Gobierno no sólo no autorizó la refinanciación de la deuda de los municipios sino que tampoco pondrá en marcha las líneas de crédito para los consistorios a través del Instituto de Crédito Oficial.

El alcalde dice que se sintió “decepcionado” por no haber obtenido el ‘sí’ a las peticiones de refinanciación de la deuda de todos los municipios hasta un importe máximo del 80% de los vencimientos de la misma, una reclamación respaldada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Aun así, dijo mantener la “esperanza” de que sí se autorice en el Congreso de Diputados mediante una enmienda en los Presupuestos Generales del Estado.

Gallardón ha explicado que esta negativa del jefe del Ejecutivo se traducirá en retrasos en el pago a los proveedores que trabajan con el Consistorio, aunque ha garantizado que no afectará al abono de las nóminas del Ayuntamiento ni a los servicios sociales esenciales.

Tensión el Día de las Fuerzas Armadas

El regidor madrileño le pidió en persona a Zapatero el pasado 12 de octubre, durante la celebración del desfile de las Fuerzas Armadas, que hiciera una excepción jurídica con la deuda del Consistorio capitalino que le permita refinanciarse y tener la liquidez necesaria para poder hacer frente a los pagos corrientes.

El presidente del Gobierno central le recordó a Gallardón que existen unos límites de deuda que hay que respetar, pero aseguró estar dispuesto a estudiar su propuesta si éste le presentaba un plan económico financiero en el que se explicara. Gallardón entonces, según la versión de Moncloa, solicitó un plazo de 15 días.

Sin embargo, ayer, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, aseguró que “el Ayuntamiento de Madrid no va a ser una excepción”, pero no aclaró si eso significa que se van a negar a ampliar los márgenes de endeudamiento que permitirían a Madrid refinanciar su déficit o si van a aprobar una norma que permita una flexibilización generalizada para todos los ayuntamientos.