Zapatero defiende libertad y tolerancia en el Desayuno de Oración en EEUU

20100204-0-0-N-ObamaEl presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió en Washington la libertad y la tolerancia religiosa durante el tradicional Desayuno Nacional de Oración, una de las principales citas de la política estadounidense.

En presencia del presidente estadounidense, Barack Obama, y la plana mayor de su gobierno y el Congreso, Zapatero hizo también un llamamiento en defensa de la integración de los emigrantes, tanto en España como en Estados Unidos, y reafirmó que su principal compromiso es la creación de empleo.

“Quiero reivindicar el derecho de cualquier persona a su autonomía moral, la libertad de todos a vivir con su persona amada”, dijo Zapatero, el primer líder español que interviene en este tradicional acto.

“Estados Unidos sabe, como también sabe España, que la utilización espuria de la religión puede ser enormemente destructiva, y qué mejor momento que este Desayuno de Oración para honrar la memoria de nuestras víctimas del terrorismo”, añadió.

“La tolerancia es mucho más que la aceptación del otro, es descubrir al otro, conocer al otro”, pronunció.

“No explotarás al jornalero pobre, ya sea de tus hermanos o de los extranjeros”, enunció luego Zapatero, citando un pasaje del Deuteronomio, uno de los libros del Antiguo Testamento.

“No dejemos de velar por la buena integración de los que han venido a trabajar a nuestros países y tampoco por los que no pueden venir”, pidió.

El Desayuno Nacional de Oración es un acto que se celebra en el primer jueves de febrero desde 1952 en la capital estadounidense, y que agrupa, siempre bajo la asistencia del presidente de turno, a líderes del Partido Republicano y Demócrata, para buscar puntos de acuerdo político y entablar contactos.

Zapatero no desaprovechó la ocasión para enviar señales de acercamiento al demócrata Obama, quien defraudó esta semana las expectativas diplomáticas españolas al descartar su participación en una cumbre europeo-estadounidense en mayo.

“No hay tarea que nos acucie más que la creación de empleo”, dijo Zapatero, cuyo país preside la UE actualmente.

España tiene una tasa de desocupación cercana al 19% y en Estados Unidos se mantiene en el 10%, y ambos Gobiernos lo han convertido en su prioridad política y económica este año.