Vendedores informales solicitan a Presidente Funes intervenir en desalojos realizados en San Salvador.

Los afectados solicitaron al mandatario salvadoreño hacer una política nacional de empleo, la pronta revisión del salario mínimo y solicitar a las alcaldías la mediación para que se abran a la negociación y al diálogo.

Cientos de vendedores informales de San Salvador marcharon recientemente hasta Casa Presidencial, para solicitar al Presidente Mauricio Funes, que intervenga en el tema de los desalojos violentos por parte del Alcalde capitalino, Norman Quijano.

Con los brazos entrelazados en señal de unión los vendedores gritaban consignas como “Vendedores unidos jamás serán vencidos” y “¡Dialogo sí, desalojos no!”.

Rodolfo Pereira, dirigente de los vendedores expresó que: “En menos de 24 horas hemos convocado a no menos de 15 mil personas para llevar una carta al Presidente Funes, donde estamos solicitando anteponerse ante este tema social, que no es un tema ni de los vendedores ni de la Alcaldía de San Salvador, es un tema de interés nacional, porque ésta es la clase trabajadora que ha resultado de las políticas neoliberales…”, señaló Pereira.
Peticiones realizadas.

Entre las peticiones que presentaron en la carta al Presidente están: Hacer una política nacional de empleo, la pronta revisión del salario mínimo y solicitar a las alcaldías la mediación para que se abran a la negociación y al diálogo. Al mismo tiempo en su propuesta piden que se instale una mesa de diálogo con el Alcalde Norman Quijano.

Por su parte el Gobierno se comprometió a estudiar la propuesta entregada por los vendedores informales, esto después de haber recibido en las instalaciones de Casa Presidencial a una comisión de representantes, entre los cuales figuraban: Pedro Julio Hernández, Vicente Ramírez, Martín Montoya y Rodolfo Pereira.