Unos 50 republicanos firman carta en rechazo a Donald Trump

El escrito refleja la preocupación de ex altos cargos del Departamento de Defensa y la CIA ante la ignorancia del candidato en temas internacionales y de estrategia.

Una mayoría considerable de republicanos han firmado y publicado una misiva afirmando su rechazo hacia el candidato republicano Donald Trump, por considerar que no está calificado para ser presidente de Estados Unidos.

Los firmantes son ex altos cargos de Seguridad de EE.UU., quienes trabajaron en la Casa Blanca, en el Departamento de Estado, de Defensa y en la CIA para presidentes como Richard Nixon y George W. Bush.

“Estamos seguros que el señor Trump pondría en peligro nuestra seguridad nacional y nuestro bienestar”, afirmaron los detractores.

Subrayaron que Trump “debilitaría la autoridad moral de Estados Unidos en el mundo porque es ignorante en el dominio de los asuntos internacionales y no muestra interés alguno en instruirse”.

En la carta señalan que el comportamiento errático de Trump “alarma a los aliados más cercanos porque una persona sin autocontrol es un peligro cuando del manejo de las Fuerzas Armadas y el arsenal nuclear estadounidense se trata”.

Entre los firmantes se encuentran Michael Hayden, exdirector de la CIA, y John Negroponte, exdirector de inteligencia nacional y ex número dos del Departamento de Estado, ambos ejercieron sus funciones durante el gobierno de George W. Bush, así como Robert Zoellick, alto diplomático estadounidense y expresidente del Banco Mundial.

El candidato republicano Donald Trump está luchando con el impacto de su imagen que cada vez es más rechazada por los medios.

Según el pensador contemporáneo Noam Chomsky, los partidarios de Trump son en su mayoría trabajadores de clase media baja y con menor educación, gente que ha sido dejada de lado por las políticas neoliberales. Los salarios reales de la población masculina están al nivel de los años 60. El crecimiento económico ha ido a parar a los bolsillos de una minoría.

El filósofo explica que el atractivo de Trump se basa en ideas de pérdida y de miedo. “También es importante rescatar que una gran población racista brinda un apoyo considerable al empresario estadounidense”.