Un minuto de silencio por las víctimas de Tucson

Los Obama han comparecido con gesto solemne en el jardín de la Casa Blanca para cumplir con el momento de duelo.

Estados Unidos, Barack Obama, encabezó el minuto de silencio declarado en el país para condenar el tiroteo del sábado en Tucson (estado de Arizona), en el que murieron seis personas y catorce resultaron heridas, entre ellas la congresista demócrata Gabrielle Giffords.

“Pido a los americanos que observen un minuto de silencio hoy a las 11 de la mañana en recuerdo de las víctimas de la tragedia de Tucson”, ha escrito hoy Obama en su Twitter.

El presidente, con un abrigo negro, y su esposa, Michelle, vestida con un abrigo morado, comparecieron con gesto solemne en el jardín de la Casa Blanca para cumplir con el momento de duelo, tras lo cual se retiraron sin hacer declaraciones.

Junto a ellos se encontraban altos funcionarios y personal de la Casa Blanca. El momento de silencio fue seguido también en el Capitolio y otros lugares en todo el país. Giffords se encuentra en la unidad de cuidados intensivos en el hospital universitario de Tucson tras una intervención de dos horas para reparar el daño dejado por una herida de bala en la cabeza.

Seis personas, entre ellas una niña y un juez federal, murieron en el tiroteo ocurrido en esa ciudad del estado de Arizona contra la congresista demócrata durante la celebración de un acto con votantes. El acusado del incidente, Jared Lee Loughner, de 22 años, comparecerá hoy ante un juez para una vista preliminar, en la que se le presentarán formalmente una serie de cargos, entre ellos el de asesinato de funcionarios federales mientras cumplían su deber y el intento de asesinato de la congresista.