Turquía pide a Rusia detener las sanciones por derribo de avión

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, instó en Bruselas a Rusia a reconsiderar las sanciones económicas que impuso a Turquía después de que el Ejército turco derribase un avión de combate ruso el 24 de noviembre, aunque rehusó disculparse por el incidente.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el pasado sábado las sanciones en medio del deterioro de las relaciones diplomáticas entre Ankara y Moscú después de que fuerzas militares turcas derribaran un avión de combate ruso del tipo Su-24 en la frontera turco-siria.

El paquete de sanciones incluía un embargo sobre algunas exportaciones turcas, la prohibición de contratar trabajadores turcos a partir del próximo año y la suspensión del visado de viaje para ciudadanos turcos.

Turquía mantiene la postura de que el avión fue derribado porque violó el espacio aéreo turco.

Rusia, por su parte, mantiene que el avión no abandonó el espacio aéreo sirio, donde apoyaba desde el aire a las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Asad, que luchan contra la oposición rebelde y los grupos extremistas, y exige una disculpa.

“Ningún primer ministro, presidente o autoridad turca pedirá perdón por cumplir con sus obligaciones”, afirmó Davutoglu hoy, reiterando así la negativa del presidente turco Recep Tayyip Erdogan a disculparse.

“Nuestros militares cumplieron con su deber protegiendo nuestro espacio aéreo. Nuestra frontera y espacio aéreo son un asunto de seguridad nacional, pero incluso aún más de dignidad para nosotros”, añadió.

De cualquier forma, Turquía está “lista para hablar” con Rusia para prevenir incidentes similares en el futuro, manifestó el primer ministro.

Las sanciones impuestas por Putin incluyen también la prohibición a agencias de viajes de vender visitas a Turquía, uno de los destinos favoritos de los turistas rusos, y también la suspensión de los vuelos chárter entre ambos países.

Ahmet Davutoglu, no obstante, instó a los ciudadanos rusos a que sigan visitando el país como turistas.

El primer ministro turco calificó las medidas punitivas como una actitud inconsistente con la postura de rechazo que Rusia exhibía en el pasado ante las sanciones económicas. Rusia ha criticado reiteradas veces la imposición de sanciones por parte de Occidente por su papel en la crisis ucraniana.