Tres muertos y al menos 70 heridos en cinco explosiones en Bangkok

Tres muertos y 70 heridos, según la versión oficial, es el saldo que ha dejado una serie de cinco explosiones que se han escuchado en un distrito financiero de Bangkok, capital de Tailandia, cerca de la zona donde protestan los denominados “camisas rojas”, el grupo de detractores del gobierno.

La información la ha facilitado el vice primer Ministro del país, Suthep Thaugsuban. Según informa la Agencia Reuters citando fuentes hospitalarias, entre los heridos hay varios extranjeros.

Una de las explosiones se ha producido cerca una estación del metro elevado, en la popular calle Silom, situada a unos 500 metros del lugar en el que los manifestantes conocidos como los “camisas rojas” y detractores de este movimiento mantienen choques esporádicos.

La Policía no ha facilitado, de momento, las identidades de las personas fallecidas ni las nacionalidades de los heridos extranjeros, aparentemente turistas al tratarse de una zona de diversión nocturna que alberga además el popular mercadillo de Patpong.

El primer ministro, Abhisit Vejjajiva, ha convocado una reunión de seguridad de urgencia.

Cinco granadas

Según ha manifestado un portavoz del ejército a la agencia Reuters, las explosiones han sido producidas por granadas M-79, que han sido lanzadas contra la estación del metro, cuyo techo registró daños a causa de la explosión.

Según fuentes del gobierno, consultadas por la Agencia France Press, las granadas han sido lanzadas desde el campamento de los “camisas rojas”, algo que han rechazado categoriacmente algunos líderes del grupo disidente.

El M-79 es un lanzagranadas de fabricación estadounidense, muy común durante la guerra de Vietnam, y que, habitualmente, utiliza el ejército tailandés.

La última vez que las fuerzas de seguridad recurrieron a la fuerza para disolver a los seguidores del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, conocidos como los “camisas rojas”, murieron 25 personas y 874 resultaron heridas, la mayoría manifestantes, el 10 de abril.
Jornadas de tensión

El Ejército de Tailandia ha instado, de nuevo, este jueves a los miles de “camisas rojas” que se manifiestan contra el Gobierno en el centro de Bangkok a disolverse pacíficamente, para no tener que cargar contra ellos.

Pero si el pasado martes anunciaban su disposición a emplear “la fuerza” esta vez han sido más contundentes lanzando un mensaje a los manifestantes: “Se acaba el tiempo. Por favor, abandonad el área y presentaros.

La profunda crisis que atraviesa Tailandia tiene como protagonistas a los partidarios y detractores de Shinawatra, depuesto en 2006 y condenado en 2008 a dos años de cárcel por un delito de corrupción.

Los “camisas rojas” son fieles a Shinawatra y consideran que el actual gobierno está en el poder debido a unas elecciones fraudulentas, motivo por el cual piden la disolución del Parlamento.

El Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, los conocidos como “camisas rojas”, reforzaron su presencia el pasado miércoles en el centro de Bangkok con barricadas que fabricaron con bambú y neumáticos y, de este modo, prevenir una posible intervención de los cuerpos de seguridad.