Tiger Woods, centrado en ganar

El golfista estadounidense Tiger Woods cree que debe convertirse en una persona distinta tras sufrir un difícil año, tanto dentro como fuera del campo de golf, pero insiste en que lo que nunca cambiará es su deseo de ganar.

Woods estará en el HSBC Champions, donde coincidirá con el inglés Lee Westwood, que puso fin a su reinado mundial de 281 semanas el fin de semana pasado.

“Voy a todos los torneos con la misma intención, que es ganar un torneo de golf, sea el número uno del ranking o no. Eso no ha cambiado y jamás lo hará”, dijo Woods este miércoles a los periodistas.

Sin embargo, Woods está menos preocupado de intentar asegurar un rápido regreso al número uno y está más enfocado en volver al hábito de conquistar torneos. “No he ganado desde cerca de un año. He pasado por períodos como éste antes, se trata de salir y competir y ganar torneos, y ganar suficientes torneos. El (ranking) se arreglará solo”, advirtió.

Además, el californiano estaba tan animado como siempre al hablar de sus posibilidades esta semana, pero al ser consultado sobre lo sucedido en los últimos 12 meses fue mucho más filosófico. “Me veo a mí misma como una persona mucho mejor de lo que era. Todo aquello por lo que he pasado me hizo una mejor persona y me ha permitido y obligado a verme a mí mismo y convertirme en una mucho mejor persona”, confesó.

“Desafortunadamente, tuve que pasar por eso para llegar a este punto. Pero miro hacia adelante y trabajo todos los días en intentar convertirme en el mejor padre posible”, sentenció Woods.

KAYMER: “TIGER SIGUE SIENDO EL MEJOR”.

Por su parte, uno de los contendientes al número uno mundial y también presente en Shanghai, el alemán Martin Kaymer cree que el golfista estadounidense sigue siendo el hombre a batir.

“Creo que está en la cabeza de todos, Tiger sigue siendo el mejor jugador del mundo. Por supuesto, no está jugando tan bien en este momento, pero tiene algunas razones para eso y todos esperan que vuelva al camino en el que estaba antes”, advirtió el germano.

De todos modos, el alemán recordó que Westwood “ha jugado fantástico en los últimos 12, 18 meses”. “Jugó un golf fantástico y aunque no haya jugado en las últimas semanas, se merece ser el número uno del mundo”, añadió.