Sobrinos de primera dama venezolana son procesados en Nueva York por narcotráfico

Dos sobrinos de la primera dama de Venezuela Cilia Flores, fueron acusados formalmente en Manhattan, Estados Unidos, por conspirar para importar cocaína, según documentos judiciales que se hicieron públicos.

La acusación sostiene que Francisco Flores de Freitas, de 30 años, y Efraín Antonio Campo Flores, de 29, participaron en octubre en reuniones en Venezuela para enviar cargamentos de la droga a EEUU, vía Honduras.

Flores y Campos permanecen en una cárcel del distrito sur de Nueva York a la espera de ser presentados ante el juez del caso.

Tal como dice la acusación formal firmada por el fiscal Preet Bharara, se trata de tráfico específico de cocaína.

Las primeras informaciones sobre el caso dadas a conocer a Univisión Noticias por Michael Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la Agencia Antidroga de EEUU (DEA), indicaban que los acusados fueron arrestados en Puerto Príncipe esta semana negociando presuntamente el envío de un cargamento de más de 1,700 libras (800 kilos) de cocaína.

Figura clave del chavismo

Además de ser la esposa del presidente, Cilia Flores, de 62 años, a quien Nicolás Maduro llama “la primera combatiente”, es una figura de mucho peso en el chavismo.

La primera dama ganó la confianza del expresidente Hugo Chávez tras defenderlo luego de su arresto por el fallido golpe de Estado de 1992.

Fue presidenta de la Asamblea Nacional (2006-2011). Durante su gestión fue acusada de incorporar a muchos de sus familiares a trabajar en instituciones gubernamentales, en su mayoría en el Parlamento.

También fue procuradora general de la República (2012-2013).

El presidente Maduro dio un discurso en Ginebra sin mencionar el caso, pero sí hizo referencias al “imperialismo” y fustigó a un general estadounidense ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Horas antes había lanzado acusaciones en su cuenta de Twitter contra el “imperialismo”.

“La Patria seguirá su Camino, ni ataques, ni emboscadas imperiales, podrán con el Pueblo de los Libertadores, tenemos un solo destino..Vencer….”, escribió en lo que fue interpretado como una reacción a los arrestos de sus dos familiares en Haití.

Datos recopilados por el Departamento de Estado de EEUU indican que gran parte de la cocaína que se produce en Colombia, sale a los grandes mercados en Europa y EEUU a través de Venezuela. Venezuela niega esto y lo enmarca en una campaña de desprestigio.