Rusia encuentra “potencial” para cooperar con Nicaragua

20100215-0-0-N-nicaraguaEl ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov concluyó su visita a Nicaragua, donde “encontró un buen potencial” para la cooperación de Rusia en todos los ámbitos, que sería llevada a un nivel de “sociedad estrategica”.

“En general veo un buen potencial para nuestra cooperación en todos los ámbitos, habida cuenta de la tradición de una amistad sincera que existe entre los dos pueblos; esto es un fundamento muy sólido para trabajar de manera creativa”, expresó el diplomático a través de una traductora en declaraciones a la prensa junto al presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Lavrov destacó que Nicaragua y Rusia están vinculados por una cooperación que se apoya en un interés “en lo que se refiere al desarrollo de un mundo multipolar y la supremacía del derecho internacional” en el que Naciones Unidas tenga un papel central de rechazo al uso de la fuerza en los asuntos internacionales.

El reconocimiento de Nicaragua en octubre de 2008 a la independencia de las regiones de Osetia del Sur y Abjasia fue calificada por Lavrov como “una muy importante contribución a la formación de un nuevo mundo global basado en la justicia y que no tenga lugar el doble rasero”.

Ortega aprovechó la visita del jefe de la diplomacia rusa a Managua para enviar un saludo a esos dos pueblos cuya lucha “han estado presente en nuestras conversaciones”.

Nicaragua en forma sorpresiva fue la primera nación, después de Rusia, en reconocer la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia, en octubre de 2008 y que son consideradas por Georgia como provincias rebeldes.

Rusia apoya los procesos de integración en América Latina como el Sistema de Integración de Centroamérica (Sica) y la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba) y otros como “algo importante en el futuro mundo multipolar”, manifestó Larov.

Antes, Lavrov se había reunido con el ministro de Exteriores, Samuel Santos, quien le recibió con “alegría, gozo y esperanza renovada” y dieron por inaugurada la comisión mixta Nicaragua-Rusia, cuyos trabajos permitirán concretar la firma de acuerdos para impulsar proyectos en distintas esferas económicas, de infraestructura y sociales.

También suscribió un convenio con la Universidad Centroamericana (UCA) para la enseñanza del idioma ruso y anunció la apertura de una oficina comercial que atenderá los intereses rusos en la región.

La alcaldía de Managua lo declaró “huésped de honor” y le entregó las llaves de la ciudad.

Las relaciones entre Nicaragua y Rusia fueron establecidas en 1979 con el triunfo de la revolución sandinista, que recibió el apoyo económico y político de Moscú, en el contexto de la Guerra Fría.

Estas relaciones estuvieron congeladas entre 1990 y 2006, durante los gobiernos neoliberales y se reanudaron en 2007, con la vuelta al poder de Ortega.

El ministro ruso culminó su visita a Nicaragua para viajar esta noche a Guatemala.