Rusia construirá una central nuclear en Venezuela

Chávez finaliza su visita de dos días a Moscúa con la firma varios acuerdos en materia nuclear y militar

El presidente venezolano Hugo Chávez finalizó su visita de dos días a Rusia, durante la que se firmaron una serie de acuerdos, entre los que destaca el de colaboración en la energía nuclear. Este acuerdo contempla la construcción por parte de los rusos de una central atómica en el país sudamericano. Durante las conversaciones que Chávez mantuvo al más alto nivel se tocaron un amplio abanico de temas en el que no pudieron faltar los de la cooperación militar, financiera y petrolera.

“No sé quién se pondrá a temblar. El presidente venezolano ha dicho que habrá países que reaccionarán con fuertes emociones, pero yo quisiera subrayar que nuestras intenciones son absolutamente limpias y abiertas”, ha declarado el presidente ruso, Dmitri Medvédev, al comentar la firma del acuerdo sobre cooperación nuclear con Caracas.

Venezuela, que es un país riquísimo en hidrocarburos, deseaba construir en su territorio una central nuclear con tecnología rusa. Y el Kremlin siempre está dispuesto a levantar en el extranjero plantas de energía nuclear, que son un jugoso negosio para los rusos, pero al mismo tiempo no se cansa de recalcar que se trata exclusivamente de uso pacífico del átomo.

“Queremos que nuestro socio tenga todo el espectro de posibilidades energéticas, que tenga independencia energética y también mecanismos internos para su desarrollo. Y en este sentido, incluso un país tan rico en petróleo y gas como Venezuela necesita también de nuevas fuentes de energía”, ha dicho Medvédev al explicar por qué Rusia había aceptado firmar un contrato para construir una central nuclear, que tendrá dos reactores de 1.200 megavatios cada uno.

El presidente ruso también aseguró que Rusia no piensa disminuir su colaboración militar con Venezuela. Bajo Chávez, esta esfera es una de las que más dinámicamente se desarrollan en la cooperación bilateral, y los contratos militares firmados entre ambos países ascienden ya a más de 4.000 millones de dólares.

En su actual visita, la novena a Rusia, el líder venezolano ha conversado sobre la posibilidad de comprar aviones Iliushin y otros equipos militares. Venezuela actualmente está construyendo una fábrica para producir kaláshnikovs, otra para municiones y una planta para dar mantenimiento a los helicópteros rusos. Ahora no se han anunciado nuevos contratos, lo que puede explicarse por el hecho de que los venezolanos mantuvieron conversaciones sobre su colaboración hasta el año 2014, lo que significa que todavía hay tiempo para ponerse de acuerdo sobre futuras compras de armamento.

Chávez tiene planeado mantener conversaciones con el presidente bielorruso Alexandr Lukashenko en Minsk. Luego viajará a Ucrania, Irán, Siria y Portugal.