Rubio dice que su relación con Bush es positiva

El aspirante a la candidatura presidencial republicana Marco Rubio afirmó que su relación con su antiguo mentor Jeb Bush es positiva, aun cuando crecen las tensiones entre las dos campañas. Por su parte Donald Trump insistió en su plan de deportar a millones de personas que viven en el país sin autorización y dijo que podía hacerse “humanamente”.

En los programas televisivos matutinos el día siguiente al debate de los aspirantes republicanos, los aspirantes reiteraron sus posiciones principales antes de dirigirse a hacer campaña en los estados donde se vota primero, aunque también tuvieron que dar explicaciones después del debate.

Rubio fue consultado sobre una escena durante una pausa comercial en el debate del martes por la noche. Un video de ese instante no dejó en claro si Bush rechazó un acercamiento de Rubio en un gesto que algunos comentaristas tomaron como un desaire.

La campaña de Bush ha sido más agresiva al atacar a Rubio, su antiguo protegido, mientras la campaña de Rubio ha tratado de contrarrestarlo, en parte citando los elogios que le prodigó Bush durante años.

Por su parte, Donald Trump se presentó en una prolongada entrevista en MSNBC y reiteró su llamado a deportar a inmigrantes sin permiso de residencia. Dijo que deportaría a casi 11 millones de personas que viven en el país sin autorización y elogió los esfuerzos del presidente Dwight Eisenhower en los años 50 como prueba de que dicha medida es posible.

Cuando se le preguntó cómo llevaría a cabo la deportación de millones de personas, Trump respondió que “hay que tener una fuerza de deportación y hay que hacerlo humanamente”.

Rubio afirmó que el gobierno debe lidiar con la situación de dichos inmigrantes de manera “responsable pero realista”.

Agregó que el gobierno debe demostrar primero al pueblo estadounidense que “los números de la inmigración ilegal han bajado significativamente” y después “modernizar nuestro sistema de inmigración legal para que se base en los méritos”. Agregó que quienes soliciten permanecer en el país de manera legal deberían someterse a un examen de antecedentes policiales, pagar una multa y aprender inglés, entre otros requisitos. Agregó que entonces recibirían un permiso de trabajo válido al menos por diez años.

En una declaración, la portavoz del Comité Nacional Demócrata, Christina Freundlich, dijo que Rubio “no ofrece soluciones para suministrar alivio a los inmigrantes en nuestro país. En cambio trata de conquistar a los partidarios de Trump dando a la vez la espalda a familias que tienen historias similares a la suya”.

Trump, Rubio y la mayoría de los aspirantes presidenciales republicanos estaban en Iowa, New Hampshire y South Carolina, estados donde se vota primero.

El debate del martes fue el último para los republicanos hasta mediados de diciembre.