Realizan homenaje a jesuitas asesinados en 1989

20091117-0-0-N-CONDECORACION
Seis sacerdotes asesinados hace 20 años fueron condecorados a título póstumo por el Presidente, Mauricio Funes, en un hecho sin precedentes.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, condecoró de manera póstuma a los seis sacerdotes jesuitas por su labor en la búsqueda de la paz en el país, quienes fueron asesinados el 16 de noviembre de 1989 durante la cruenta guerra civil. La orden José Matías Delgado, máxima distinción que concede el gobierno, fue entregada a familiares y amigos de los religiosos, entre ellos el sacerdote y teólogo Jon Sobrino.

Las condecoraciones se otorgaron en un acto solemne celebrado en el salón de honor de la casa de gobierno, al que asistió el gabinete en pleno, el cuerpo diplomático, rectores de universidades y familiares de los extintos sacerdotes llegados de España.
Los sacerdotes jesuitas asesinados son los españoles Ignacio Ellacuría, entonces rector de la Universidad Centroamericana, Ignacio Martín Baró, Segundo Montes, Amando López, Juan Ramón Moreno y el salvadoreño Joaquín López, así como su empleada doméstica y la hija de esta.

La matanza, atribuida a las posiciones políticas de izquierda de los sacerdotes, fue perpetrada el 16 de noviembre de 1989 por miembros del batallón Atlacatl del ejército.

Tras declararse discípulo de los religiosos, Funes dijo que 20 años después de su cruel asesinato, el acto “significa para mí, retirar un velo espeso de oscuridad y mentiras, para dejar entrar la luz de la justicia y la verdad”.

Además, dijo que “significa levantar la alfombra de la hipocresía y empezar a limpiar la casa de nuestra historia reciente que ayudará a sanar heridas, que llevan demasiado tiempo abiertas”.

El Presidente de la República, hizo un llamado a todos los salvadoreños para transitar, un nuevo camino que saque definitivamente la violencia de los corazones, para que se comience a hacer un verdadero homenaje a los sacerdotes asesinados, dijo.

Al consultar a la población calificaron esta acción mas de un show político departe de Funes pues lo que ellos esperan es que el sector justicia juzgue y descubra los verdaderos involucrados desde los intelectuales hasta los que de una u otra forma han logrado evadir la justicia.

Lo mas lamentable la forma desordenada y mal trato a la prensa nacional e internacional sufrido el día en que Funes monto su evento olvidando sus raíces y promesas de campaña.
20091117-0-0-N1-CONDECORACION