Presidente Funes: Erupción del volcán Chaparrastique no ha causado víctimas gracias a pronta atención

El Presidente de la República, Mauricio Funes, informó a la nación que afortunadamente la erupción del volcán Chaparrastique no ocasionó la pérdida de vidas y que el gobierno se mantiene vigilante de la evolución del fenómeno para seguir garantizando la seguridad de las familias como se ha hecho durante todo el día.

En cadena nacional de radio y televisión, el gobernante afirmó que desde el primer momento de la emergencia dio las instrucciones para que se activara el Sistema Nacional de Protección Civil, por lo que de inmediato entraron en funcionamiento las comisiones departamentales y municipales de San Miguel y Usulután, “para distribuirse las tareas que permitieran atender la emergencia con eficiencia y prontitud”.

Explicó que, al mismo tiempo, encomendó al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales “un informe completo” sobre la naturaleza del fenómeno para realizar una intervención efectiva y tomar las medidas de prevención necesarias y oportunas, tal como se ha realizado.

“El Chaparrastique es un volcán de mucha actividad y los registros nos indican que ha habido al menos 20 erupciones en los últimos 300 años, la última el 2 de diciembre de 1976. Afortunadamente, nuestro país ahora cuenta con un moderno Centro de Monitoreo que nos permite estar vigilantes permanentemente y adoptar las medidas necesarias ante esta súbita erupción”, expresó el jefe de Estado.

El gobernante destacó que la erupción produjo una densa columna de gases y cenizas, de una altura de más de cinco mil metros, que luego se precipitaron sobre un radio de hasta 10 kilómetros del cráter del volcán Chaparrastique.

“Las emanaciones de gases y cenizas terminaron en el transcurso de la tarde y el viento ha permitido que poco a poco el panorama se vaya despejando. Sin embargo, hago un llamado a la población a atender las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil”, enfatizó.

En especial, hizo un llamado a quienes se han resistido a la evacuación de las zonas de riesgo a que “se trasladen a los albergues para mayor seguridad”.

El gobierno ha movilizado un equipo científicos del Ministerio de Medio Ambiente a la zona del volcán para realizar los estudios correspondientes y continuar monitoreando el fenómeno.

El mandatario explicó que “no tenemos certeza de que vayan a producirse nuevas erupciones, pero tampoco podemos descartarlas. Por lo tanto, hemos decidido mantener la alerta amarilla a nivel nacional y la alerta naranja para el departamento de San Miguel”.

Hasta el momento, se ha evacuado a un total de 1.635 personas que se encuentran en los albergues de INJUVE, INDES, Quelepa, San Rafael Oriente, Chinameca y San Jorge, en el departamento de San Miguel, así como uno en Puerto Parada, y en el mega albergue de Jiquilisco, en Usulután, este último recientemente inaugurado por el Presidente Funes.

“La Secretaría de Inclusión Social ya canalizó, a través de la Comisión de Logística Sectorial de Protección Civil, una importante dotación de alimentos, colchonetas, frazadas y artículos de uso personal para los albergues que hemos habilitado”, explicó el mandatario, al añadir que ANDA “ha movilizado plantas potabilizadoras de agua y personal técnico para realizar análisis de los pozos de agua en la zona próxima al volcán”.

“De 22 pozos en la zona a esta hora se reportan 8 de ellos normales, que son los más inmediatos al volcán Chaparrastique y los que abastecen de agua potable la ciudad de San Miguel”, destacó el Presidente Funes.

Asimismo, pidió a los partidos políticos a que se abstengan de hacer uso electoral de esta emergencia y que cualquier ayuda la canalicen a través de Protección Civil.

“No se vale que una situación de emergencia, como esta, como la que vive el país, y sobre todo la zona oriental, sea utilizada para ganar votos en las próximas elecciones y jugar de este modo con el dolor y con la angustia de la población”, dijo el mandatario durante la cadena.

El gobernante también agradeció al personal de protección civil y a los alcaldes que han trabajado todo el día en atender la emergencia y la población salvadoreña les reiteró su “determinación de trabajar arduamente para que la afectación por este fenómeno ocurrido en el oriente de nuestro país sea el menor posible”.