Presidente Funes da por inauguradas actividades del Bicentenario

En el marco de la celebración de Bicentenario el Presidente Funes pide a líderes mostrar patriotismo y grandeza.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dio por inauguradas las actividades culturales para conmemorar el bicentenario de las proezas que lograron la independencia centroamericana.

“Nos reunimos con el fin de poner en marcha un calendario de actividades cuyo fin central es rememorar el primer grito de la independencia patria”, declaró Funes durante un acto oficial en la casa de gobierno, el cual contó con la presencia de los otros poderes de Estado y del cuerpo diplomático.

El 5 de noviembre de 1811, el sacerdote José Matías Delgado, desde la iglesia La Merced, en un céntrico sector de la capital del departamento de Cuscatlán (centro) inició la aventura emancipadora que se conoce como “Primer grito de independencia”.

Producto del movimiento libertario, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, lograron su independencia de España el 15 de septiembre de 1821.

“Nuestra historia, como la de nuestros hermanos centroamericanos, está surcada de grandes sueños, epopeyas y momentos de gloria, pero también de traiciones, decepciones y oportunidades perdidas”, señaló el presidente Funes.

A demostrar su patriotismo

Asimismo el mandatario pidió a los líderes políticos, empresariales y religiosos del país a que muestren su patriotismo, en el marco de la celebración del bicentenario independentista, mediante el diálogo y la propuesta de políticas para el desarrollo.

También agregó que el país fue creciendo “en el enfrentamiento entre hermanos, en la injusticia, en la exclusión y en la idea de que el destino de la pequeña patria salvadoreña era el destino de minorías”.

Afirmó que esa desigualdad histórica, fue la que condujo al conflicto armado en El Salvador (1980-1992) que causó la muerte de unas 75.000 personas.

Según el Presidente salvadoreño el sueño de la Centroamérica unida, que tomó forma en 1823, se disolvió poco después, por lo que indicó que “fue la primera oportunidad perdida para nuestra región y nuestro país, aunque no la única”.