Presidente Funes analiza incorporar a Fuerza Armada en tareas de seguridad

20091015-0-0-N-Funes
Las autoridades gubernamentales evalúan si el plan requerirá que la Asamblea Legislativa modifique alguna ley secundaria para proteger a los soldados en caso de que tengan recurrir al uso de sus armas contra los delincuentes.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, reveló que su Gobierno analiza la posibilidad de aumentar a 6.500 el número de soldados que colaborará con la Policía Nacional Civil (PNC) en las tareas de seguridad ciudadana.

El gobernante declaró que la Fuerza Armada, “tiene capacidad para poner a disposición del combate a la delincuencia a un poco más de 6.500 efectivos militares”, preparó una propuesta en ese sentido, aunque aclaró que aún “no hay ninguna decisión”.

Agregó que esta semana discutirá el plan con las autoridades de seguridad para decidir si se involucran más soldados en “tareas de prevención, disuasión y combate de la delincuencia principalmente en las zonas de mayor incidencia”.

Funes explicó que unos 1.400 militares integran junto a la PNC los llamados Grupos de Tarea Conjunta, destinados a distintas zonas del país consideradas peligrosas por la presencia de delincuentes.

Funes indicó que el aumento en el número de soldados destacados a las tareas de seguridad no requerirá de una reforma constitucional, ni cambiar la misión de defensa del territorio que le confiere la Carta Magna al Ejército.

No obstante, explicó que evalúan si el plan requerirá que la Asamblea Legislativa modifique alguna ley secundaria para proteger a los soldados en caso de que tengan recurrir al uso de sus armas contra los delincuentes.

Este plan gubernamental surge en un momento en que el país registra homicidios, que alcanzan hasta los 16 por día.

Las autoridades sostienen que la mayoría de hechos delictivos son perpetrados por los miembros de las pandillas, grupos que cuentan con unos 30.000 miembros en todo el país.