Presidente exhorta a construir nueva patria y un llamado a la unidad

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, con un llamado a la unidad para impulsar el bienestar, el desarrollo y el progreso del país y Centroamérica, encabezó los actos por los 195 años de la independencia.

El jefe de Estado, junto al vicepresidente Oscar Ortiz y representantes de los órganos legislativo y judicial, colocó una ofrenda floral en el Monumento a los Próceres como parte de las celebraciones por la fecha patria.

Aseguró, en un discurso a la nación, que el legado más grande de la gesta independentista es la responsabilidad de hacer de El Salvador un lugar de desarrollo, que brinde oportunidades, y se mantenga fuerte ante las adversidades.

Llamó a que las voluntades de todos sean encaminadas sobre la perspectiva de que ‘solo unidos’ se puede avanzar hacia la reducción de la pobreza, para vencer las grandes desigualdades que corroen a la sociedad, para derrotar a los criminales que atentan contra la seguridad y la paz.

No habrá patria mientras se siga evadiendo la responsabilidad tributaria, expresó al referirse a las enormes pérdidas del país por concepto de evasión que infligen las grandes empresas.

Sánchez Cerén exhortó a todos a hacer patria desde la construcción de un debate sensato y juicioso para la búsqueda del bien común, en temas como el salario mínimo, las pensiones y la responsabilidad fiscal.

Llamó a la reconciliación y al perdón y a no volver al pasado para la venganza y el resentimiento, sino para recoger el legado de los mejores hombres y mujeres de la independencia de Centroamérica.

El gobernante también abogó por la unidad centroamericana, tal como lo soñaron los próceres de la independencia.