Presidente de Ecuador cuestiona movilizaciones indígenas contra su gobierno

20090926-0-0-N-ecuador

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, negó que pretenda privatizar el agua como alega el movimiento indígena, al que cuestionó su convocatoria a una protesta masiva a partir del fin de semana en rechazo a un proyecto de ley sobre agua y minería impulsado por el gobierno.

Llaman a movilizaciones “bajo qué pretexto: protestemos contra la ley privatizadora del agua. Quisiera preguntarle a esos dirigentes de la Conaie, ¿Han leído la ley? porque lo que menos tiene la ley (…) es de privatizadora”, señaló el mandatario.

Las Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) anunció el lunes que se movilizará indefinidamente desde el domingo para rechazar un proyecto de ley al que acusa de pretender una privatización del agua.

Correa cuestionó duramente los argumentos del colectivo indígena al señalar que “de hecho, la Constitución prohíbe la privatización del agua”.

“Están mintiendo de forma descarada”, denunció el mandatario a medios de la provincia amazónica de Orellana (noroeste), donde realizó un recorrido para difundir un plan de ley de hidrocarburos.

“No caigamos en la trampa y no nos dejemos manipular por ciertos grupos que califican a una ley, que es extremadamente buena, como privatizadora”, añadió.

El presidente de la Conaie, Marlon Santi, reiteró la convocatoria: “El movimiento indígena se levanta porque ya no podemos aceptar imposiciones y tampoco insultos del gobierno nacional”, dijo a la prensa.

El sector indígena, ex aliado de Correa, sostiene que la ley de aguas que está en la Asamblea Legislativa (de mayoría oficialista) ratificará la privatización de los recursos hídricos para diversas actividades como la minería y electricidad.