Presidente Correa espera más información sobre bombardeo colombiano de 2008

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, espera recibir más información sobre el bombardeo ocurrido hace dos años por las fuerzas militares de Colombia en su territorio, antes de restablecer plenamente las relaciones, aunque reconoció que el proceso “va por buen camino”.

Correa, que estuvo en Bogotá para la toma de posesión del presidente Juan Manuel Santos, recibió del flamante mandatario uno de los computadores que le fueron incautados a Reyes en el campamento bombardeado, una de las exigencias de Quito.

“Nos bombardearon y necesitamos saber cómo. Fueron bombas norteamericanas, bombas inteligentes nunca antes lanzadas en la región”, señaló el presidente ecuatoriano.

Correa criticó la forma en que el gobierno del ex presidente Álvaro Uribe manejó la crisis en esa época, al decir que “prefirió pedir perdón a pedir permiso, y así no se construye confianza”.

Sobre la situación de Santos, quien era ministro de la Defensa en el momento del bombardeo y ha sido encausado por la justicia ecuatoriana por asesinato, el mandatario ecuatoriano reiteró que con su nueva investidura “tiene inmunidad soberana y si nos va a visitar, que ojalá lo haga rápido, se le respetará”.

Finalmente, Correa criticó lo que considera una insuficiente vigilancia de la fuerza pública colombiana en la frontera con su país.

Ecuador rompió las relaciones con Colombia en marzo de 2008, luego del bombardeo de Colombia a un campamento de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano, en el que murieron 25 personas, entre ellas el jefe rebelde Raúl Reyes. Los nexos fueron reanudados a nivel de encargados de negocios en noviembre de 2009.