Presidente Chávez niega el aumento de la inseguridad en Venezuela

El presidente venezolano, Hugo Chávez, negó que en Venezuela se haya producido un aumento de la inseguridad y de los homicidios desde que llegó a la presidencia.

La inseguridad se ha convertido en uno de los temas centrales de campaña de las elecciones legislativas del próximo 26 de septiembre. La oposición asegura que Venezuela se ha convertido en el país más peligroso de América Latina y uno de los menos seguros del mundo por culpa de las políticas desarrolladas por Chávez.

“No es verdad que Venezuela sea uno de los países más inseguros del mundo ni es verdad que aquí, hoy, haya más violencia que hace 11 años atrás”, dijo Chávez durante un discurso televisado pronunciado durante la inauguración de una planta de generación eléctrica en el estado de Zulia (oeste).

El Gobierno no ha publicado oficialmente las cifras de víctimas de la violencia, pero algunas ONG, como el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), afirman que hasta 16.000 personas fueron asesinadas en Venezuela en 2009. Un número de fallecidos superior al registrado incluso en Irak, país en el que murieron unas 4.500 personas durante el año anterior.

A pesar de rechazar las comparaciones con Irak realizadas por algunos sectores de la oposición, el presidente venezolano reconoció que la inseguridad es “un tema duro” y aseguró que su Gobierno no cesará “de atacar el problema en toda su integralidad”. No obstante, señaló la importancia de enfrentar el asunto también desde un enfoque preventivo: “No es solo ‘plomo al hampa’, no andamos liquidando gente en la calle”, recogió la cadena Globovisión de las palabras de Chávez.