Partido ARENA presenta Plan de Seguridad Pública al Gobierno salvadoreño

Este plan contempla entre otras cosas la construcción de una prisión en la isla Martín Pérez del Golfo de Fonseca, para aislar a los líderes de las pandillas o maras en El Salvador.

La cúpula del partido ARENA, presentó al Presidente de El Salvador, Mauricio Funes su plan de seguridad para combatir a las pandillas o maras en el país, plan que incluye la creación de comandos militares especializados y una isla prisión en el Golfo de Fonseca.

El partido busca que las medidas que plantea esa iniciativa, sean consideradas en el plan de seguridad antipandillas que promueve el Gobierno salvadoreño en este momento.

En el documento, que es denominado “Plan estratégico de protección a la familia, niñez y juventud: El Salvador sin pandillas”, se destaca la propuesta de otorgarle titularidad a la Fuerza Armada (FAES), en el combate a este tipo de agrupaciones, tanto en la parte represiva como en la de rehabilitación.

También se contempla la creación del Comando Militar Antipandillas, que sería una especie de unidad élite del ejército, al que se le atribuirían las facultades de búsqueda y captura de cabecillas y miembros de pandillas; además de “desmantelar la infraestructura del mercado negro de armas, entre otros problemas.

En la propuesta, la cúpula arenera también menciona que sería la Fuerza Armada la encargada de rehabilitar a los pandilleros que se consideren “rehabilitables”, es decir, aquellos que sólo hayan cometido delitos comunes, no los de crimen organizado.

6 mil efectivos.

Se solicita también dotar a la Policía Militar de 6 mil efectivos, que serían los responsables de los patrullajes disuasivos y represivos en las zonas consideradas de alto riesgo.

Esta medida contempla dos modalidades: Primero a los pandilleros mayores de 16 años se les aplicará un régimen de servicio militar obligatorio y se les enviaría a una “granja militar productiva”, donde permanecerían durante dos años bajo régimen militar, sin acceso a uso de armas.

La segunda medida es el internamiento de pandilleros de alta peligrosidad en una cárcel en la isla Martín Pérez, en el Golfo de Fonseca, la implementación de granjas militares productivas e incremento de efectivos policiales a 28 mil.

Entre otras medidas figuran la vigilancia y control de los familiares de pandilleros y de deportados con delitos en Estados Unidos, y el uso de tecnología para el control de ciudadanos potencialmente peligrosos, como brazaletes localizadores e instalación de cámaras de monitoreo en penales y zonas de alto riesgo.

En la reunión estuvieron presentes, el Ministro de Seguridad Pública, Manuel Melgar, y el Ministro de la Defensa Nacional, David Munguía Payés, el ex presidente de la República, Alfredo Cristiani, acompañado de Mauricio Sandoval, César Reyes y Hugo Barrera.