Paris Hilton no fue invitada a la boda de su mejor amiga

Nicole Richie se tiró dos semanas pensando en si debía invitar o no a su ex mejor amiga Paris Hilton a su boda. Finalmente, la celebrity optó por disfrutar de la tranquilidad en un día tan importante como el de su enlace matrimonial con su novio Joel Madden. Sin duda, era el gran día de Nicole y no quería que su mediática amiga se lo arruinara.

Mientras Richie, de 29 años, le daba el pasado sábado el sí quiero al rockero de Good Charlotte Joel Madden en la inmensa finca de su padre en Beverly Hills, su inseparable amiga desde la infancia Paris Hilton se convertía, sin comerlo ni beberlo, en la gran ausente del evento.

Pero parece que a Nicole le ha salido mal la jugada porque, días después, todo el mundo se pregunta por qué la rubia multimillonaria no acudió al enlace. Y es que, tal y como publican en UsMagazine, “Nicole era perfectamente consciente de que invitar a Paris podría arruinarle un día tan especial” porque la vida de Richie “ahora es completamente diferente” a la de hace 5 años, cuando aún era amiga de Hilton.

Así, Nicole Richie se cubría las espaldas y consiguió que “no hubiera drama ni drogas. Sólo eran 130 familiares y amigos cercanos que disfrutaron los unos de los otros mientras celebraban la unión entre los recién casados”.

Por su parte, Paris Hilton tampoco se mostró muy molesta con lo ocurrido. Al parecer, la heredera del imperio de hoteles pasó ese mismo fin de semana de fiesta en Las Vegas, concretamente celebrando el cumpleaños de su colega Jennifer Rovero. De hecho, publicó: “¡Buenos días a todo el mundo! Me voy a Las Vegas a celebrar el cumpleaños de mi mejor amiga”, en su página personal de Twitter el mismo día que Nicole Richie pasaba por la vicaría.