Ortega dice “no correrá” para responder la demanda de Costa Rica ante la CIJ

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, declaró que “no correrá” para responder a la demanda que Costa Rica presentó contra su país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para resolver el litigio fronterizo entre ambas naciones y dijo que ya se agotó la instancia de la OEA para dirimir este asunto.

Ortega, por sorpresa, apareció ante la televisión y radios afines al Gobierno para informar que ya organizó una comisión que está trabajando para presentar los argumentos de Nicaragua ante la CIJ pero afirmó que no adelantará la fecha en que la documentación será presentada ante el máximo tribunal internacional.

“Lo de la Organización de Estados Americanos (OEA) -que busca condiciones para un diálogo entre Managua y San José para resolver la controversia- ya se agotó con el paso dado por Costa Rica de llevar este caso ante La Haya”, dijo Ortega.

El Consejo Permanente de la OEA el pasado día 18 convocó para el 7 de diciembre una reunión de consulta de cancilleres del continente, para que sean ellos quienes intervengan en el conflicto limítrofe que enfrenta a Nicaragua y Costa Rica.

Pese todo, al haber Costa Rica llevado el litigio a la CIJ, la instancia de la OEA quedó agotada. “Ya se mató ese espacio”, sostuvo Ortega.

“Se trata de una actitud desesperada de Costa Rica porque van a ir ante la CIJ a hablar de un caso que ya está juzgado”, aseguró el mandatario acompañado de los embajadores de Nicaragua ante La Haya, Carlos Argüello, y ante la OEA, Denis Moncada, del jefe del Ejército, general Julio Avilés, y de la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera.

El gobernante también estuvo acompañado del canciller nicaragüense, Samuel Santos, y del procurador general de la república, Hernán Estrada, y la portavoz del Gobierno y primera dama de la nación, Rosario Murillo.

El pasado día 18 Costa Rica demandó a Nicaragua ante la CIJ por los daños ambientales causados a un humedal fronterizo objeto de un litigio entre las dos naciones y en el que Managua mantiene presencia militar sin intención de retirar estas fuerzas.

La demanda costarricense incluye una denuncia por violación a la soberanía, pues San José afirma que Nicaragua pretende construir, en su territorio, un canal de tres kilómetros para desviar el cauce del fronterizo río San Juan y su desembocadura en el mar Caribe.

Ortega reiteró que su país reclamará el derecho de navegar por el río fronterizo costarricense Colorado, mientras su Gobierno realiza los trabajos de dragado para abrir a la navegación en el río San Juan y poder llegar a la desembocadura en el mar Caribe.

El mandatario dijo que en la sesión de trabajo con la comisión especial de cara ante la CIJ, se harán los planteamientos para preparar la documentación que se llevará ante La Haya y que el próximo lunes se reunirán los presidentes de los Poderes del Estado para informarles sobre las propuestas que se van a hacer.

Según el gobernante, el lunes también conocerá los puntos de vista de los presidentes de los Poderes del Estado “para enriquecer la documentación, las propuestas, las iniciativas y las ideas” para responder ante la CIJ “con toda la fundamentación jurídica”.