Oferta de 2 millones de casas sería estrategia electoral

El ofrecimiento del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de acabar en seis años con el déficit de dos millones de casas, puede ser demagógica o una ambición hiperbólica, pero tiene la virtud de potenciar su candidatura presidencial del 2012, según analistas.

El pasado domingo en su programa de radio y televisión ‘Aló Presidente’, Chávez se comprometió a terminar en el 2017 con el déficit acumulado de dos millones de viviendas, que, además, crece en 100.000 casas cada año.

Esa tendencia a lo ‘hiperbólico’ es “un factor importante para movilizar gente”, dice el analista Clodovaldo Hernández, para quien Chávez arriesga “bastante al hacer una promesa tan exigente”, sobre todo si en doce años de gestión la construcción de viviendas no pasa de 400.000

El coordinador de la Asociación de Propietarios de Inmuebles Urbanos, Raimundo Orta, añade que es inexplicable que Chávez ofreciera un plan de vivienda de seis años, cuando solo le quedan dos.

Es que una de las fortalezas que muestra el mandatario venezolano es que siempre “logra inventar algo que prepotencia su liderazgo y moviliza a la gente (…) al verse contra la pared”, señala Hernández.