Obama: “Si no reformamos el sector financiero, seguiremos en arenas movedizas”

El presidente de Estados Unidos ha instado a la banca a asumir responsabilidades por la crisis y a apoyar su proyecto de endurecer la regulación del sistema financiero, en vez de combatirlo.

Obama, que se ha dirigido a la comunidad financiera en un discurso, ha vuelto a defender que es un creyente en el poder “del libre mercado” y en un sector financiero “fuerte” que ayude a las personas a levantar capital, conseguir créditos e “invertir sus ahorros”. Sin embargo, para el demócrata, el libre mercado “nunca supuso barra libre para que cada uno pueda tomar lo que quiera, de la forma que quiera”.

El presidente de Estados Unidos cree que para evitar nuevas crisis es necesario endurecer y actualizar la reforma de la regulación financiera. Sin ella, EEUU seguirá asentado sobre “arenas movedizas”, dejando a la economía internacional “vulnerable ante nuevas crisis”.

El demócrata ha pedido el apoyo de la oposición a la iniciativa, que está en fase de tramitación parlamentaria. Obama ha vuelto a defender la aplicación de la Regla Volcker, que pretende introducir y que limitará el tamaño de la banca y sus vías de ingresos. “No sólo será nuestra salvaguarda ante futuras crisis. Creará un sistema más fuerte y competitivo, aumentando la confianza en EEUU y alrededor del planeta”.

Obama, que ha abogado porque los accionistas tengan más que decir en la retribución de las empresas cotizadas, también ha exigido que sea necesaria una mayor transparencia en los mercados de derivados financieros. El presidente ha vuelto a atacar los bonus de la banca. “Cuando pagaron estos enormes sueldos variables a sus ejecutivos, estaban ofendiendo a nuestros valores colectivos” como estadounidenses.