Obama levanta totalmente el embargo a la venta de armas a Vietnam

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el levantamiento del embargo militar a Vietnam, donde se encuentra en una visita oficial de tres días que comenzó anoche.

“(Estados Unidos) levanta completamente la prohibición de (venta) de equipamiento militar a Vietnam”, confirmó Obama en rueda de prensa en Hanoi.

EEUU levantó parcialmente el embargo en 2014 para ciertos artículos relacionados con la defensa marítima.

Legisladores y activistas estadounidenses abían instado a Obama a presionar para obtener más libertades antes de levantar las restricciones.

Pero el presidente estadounidense dio el paso adelante. Aunque Vietnam tiene equipos rusos, el fin del embargo podría suponer un gran impulso para el país. Además demostraría que las relaciones entre Washington y Hanói están totalmente normalizadas y abriría el camino a una mayor cooperación en temas de seguridad.

Con su visita a Hanoi, Obama intenta también alcanzar el equilibrio comercial con Vietnam, un país que Washington considera un socio crucial, aunque imperfecto, en un momento en que Beijing intenta reforzar sus polémicas reclamaciones territoriales en el mar de China Meridional.

Obama y su homólogo vietnamita, Tran Dai Quang, iniciaron la visita del mandatario estadounidense presumiendo de una relación económica más profunda entre ambas naciones.

Los presientes asistieron a la firma de una serie de nuevos acuerdos comerciales entre empresas estadounidenses y vietnamitas. La Casa Blanca dijo que el importe de esas transacciones supera los 16,000 millones de dólares.

Entre los acuerdos están los planes del fabricante estadounidense de motores, Pratt & Whitney, para vender 135 motores avanzados a la aerolínea vietnamita Vietjet y el de Boeing para vender 100 aviones a la empresa. Según Washington, el acuerdo de Boeing generaría 60,000 empleos en los sectores de fabricación y tecnología en Estados Unidos.

La Casa Blanca anunció también un acuerdo entre GE Wind y el gobierno del país para desarrollar 1,000 megavatios de electricidad generada por el viento.