Obama anuncia el fin simbólico de las operaciones de combate en Irak

El presidente estadounidense, Barack Obama, se dispone a anunciar el fin simbólico de las operaciones de combate del ejército estadounidense en Irak, siete años después de una invasión a la que se opuso, y sin haber logrado la ansiada estabilidad del país árabe.

Su vicepresidente, Joe Biden, se encuentra en Irak para evaluar los avances para lograr la composición de un gobierno.

El portavoz de Obama, Robert Gibbs, indicó a la cadena ABC este martes que este anuncio permite dejar atrás uno de los períodos que más ha dividido al país.

“Podemos agradecer a los hombres y mujeres que hicieron un sacrificio tremendo. Podemos sanar heridas”, dijo Gibbs. “Esta noche lo que escucharán serán los pasos que tenemos que tomar en casa para reforzar nuestra seguridad interna”, agregó.

Los efectivos del ejército estadounidense en Irak se situaron debajo de la cifra simbólica de los 50.000 soldados. A partir del miércoles, esos militares tendrán como función “aconsejar y ayudar” al ejército iraquí. Según el calendario establecido por el propio Obama tras asumir sus funciones, deberán abandonar el país a finales de 2011.

Responsables iraquíes manifestaron su inquietud ante este calendario. Su país, que sigue sin contar con un gobierno cinco meses después de las elecciones legislativas, sigue siendo objeto de sangrientos atentados atribuidos a Al Qaeda.

“El nivel de violencia es cada vez más bajo. Las fuerzas de seguridad iraquíes funcionan bien, incluso mejor de lo que preveíamos”, afirmó Obama a la cadena NBC.

Obama consideró que los iraquíes atravesaban dificultades políticas “naturales en una democracia que arranca”, pero reafirmó su optimismo.

Durante su discurso solemne, el segundo que pronuncia desde la Oficina Oval, Obama evocará también el segundo escenario de operaciones del ejército estadounidense: Afganistán, donde optó por triplicar el número de militares desplegados desde el inicio de su mandato.

Crítico virulento de la invasión de Irak en 2003 -aunque en la época era solamente senador local- Obama estima en cambio que la guerra en Afganistán sigue estando justificada por el peligro que representa para Estados Unidos la presencia de Al Qaeda.

El discurso será también una oportunidad para rendir homenaje a los soldados. Más de un millón de militares estadounidenses pasaron por Irak desde 2003. Unos 4.400 perdieron la vida en ese país.

Obama siempre ha distinguido entre las decisiones políticas que llevaron a la invasión de ese país y la acción de los militares sobre el terreno.