Nishikori sofoca la revolución juvenil

El nipón logró remontar a Coric, un encuentro que se le había puesto muy cuesta arriba tras perder la primera manga por 2-6. El croata no pudo mantener el frenético ritmo y gran acierto con que jugó la primera manga, y acabó sucumbiendo por 2-6 6-1 6-2. Querrey será el próximo rival de Kei.

El azar de los sorteos arrojan en ocasiones, enfrentamientos en primeras rondas que bien podrían producirse en rondas mucho más avanzadas de grandes torneos. Kei Nishikori y Borna Coric fueron víctimas de esto, al verse encuadrados uno frente al otro en primera ronda del torneo de Tokio.

Con una expectación muy notable el japonés se presenta cada año al torneo más importante que acoge su país, dándose un baño de multitudes y cosechando éxitos. Otro de esos busca esta temporada, necesitado de confianza y de puntos en aras de meterse entre los mejores a final de año.

Reacción de campeón

Coric comenzó el partido con un ritmo espectacular. Muy enchufado desde el inicio, sorprendió a un Nishikori falto de competición desde el US Open, donde cayó en primera ronda. Por mucho que haya entrenado, siempre es complejo competir al máximo nivel después de casi un mes sin hacerlo.

El japonés tardo más de media hora en hacer su tenis. Aprovechó ese tiempo Coric para dar toda una exhibición y ponerse por delante en el marcador, resolviendo la primera manga por un contundente 2-6. Sin embargo, con el apoyo del público y la motivación extra que supone jugar en casa, Nishikori se agarró a la pista y jugó un gran tenis en la segunda y tercera manga.

Fueron dos partidos en uno; Coric vio cómo pasaba de dominador a dominado en apenas unos minutos, sin argumentos para volver a llevar las riendas del encuentro. Apenas pudo arañar tres juegos el croata, cuya juventud agarrotó aún más de lo normal en una situación límite como ésta.

Avanza Nishikori, que tendrá que afrontar otro duro choque en segunda ronda; en esta ocasión será un veterano: Sam Querrey. Otro jugador muy peligroso que exigirá lo mejor de Kei.