Niño pintor de ocho años provoca sensación en Gran Bretaña

Un niño de ocho años ha sorprendido a la crítica internacional por la calidad de sus cuadros. Las pinturas de Kieron Williamson se venden como pan caliente en las galerías de Londres y las sumas pueden llegar a varios miles de dólares.

Su última exposición de 33 pasteles, acuarelas y óleos se vendieron en menos de media hora y alcanzó el récord de US$ 235,000. Se sabe que hay una lista de espera de 3,000 personas interesadas en sus paisajes impresionistas que lo han hecho merecedor del apelativo de “mini Monet”.

Aunque el niño tiene un portal en internet y una tarjeta de presentación, dice que es difícil acostumbrarse a la atención mundial que recibe.