Nicolás Maduro apela al conflicto con Colombia para reunificar al chavismo

deportada_655x438Mientras en Cartagena de Indias los cancilleres de Colombia y Venezuela se sentaban a buscar una solución al conflicto binacional que mantiene cerrada la frontera desde hace una semana, en Caracas el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela buscaba cómo sacarle provecho electoral a la crisis. Para este viernes convocaron un acto de masas en la capital en respaldo a la suspensión del paso entre ambas naciones, decretado por el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Aunque todavía es muy pronto para medir el impacto que el cierre de la frontera ha tenido en la población venezolana, el analista Luis Vicente León, de la firma Datanálisis, se atreve a advertir que la crisis con Colombia está vinculada a la campaña electoral que enfrenta Venezuela por la renovación del Parlamento en diciembre.

La frontera entre Colombia y Venezuela, entre las poblaciones de Cúcuta y San Antonio, se encuentra cerrada por decisión de Maduro, justificado en un supuesto enfrentamiento que vivieron efectivos militares venezolanos con contrabandistas de alimentos. La acción ha desencadenado, además, una masiva deportación de colombianos, que ya suman más de 1,100 de acuerdo a cifras oficiales.

A través de la denominada Operación Liberación del Pueblo, militares venezolanos han requisado zonas residenciales, demolido viviendas y expulsado a familias enteras. El secretario general de la Unión de Naciones Suraméricana (Unasur), el expresidente colombiano Ernesto Samper, pidió a Venezuela detener las deportaciones, apostando al resultado del encuentro entre cancilleres.