Nicaragua protesta por aseveración de Funes sobre conflicto limítrofe

Nicaragua expresó su “mas enérgica protesta” por las declaraciones que hizo el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, sobre la controversia limítrofe con Costa Rica, que considero “injuriosas”.

En una nota de protesta, Nicaragua descalifico la posición “parcializada” de Funes sobre el tema que “no coadyuva a la distensión” de las relaciones diplomáticas.

El gobierno de Daniel Ortega reitero que “no ha violado la soberanía de Costa Rica” y el ejército se encuentra en el territorio nicaragüense en labores de combate al narcotráfico y al crimen organizado.

La víspera, Funes afirmo que Nicaragua “debe retirar las tropas de territorio costarricense” y abogo por la solución pronta del conflicto que ha atrasado el relanzamiento de la integración centroamericana, según versiones periodísticas.

“Consideramos que con sus declaraciones, el Presidente Funes asumió una posición parcializada del tema, que no coadyuva a la distensión de la controversia”, afirmo la nota diplomática entregada por el embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington.

Nicaragua reafirmo su voluntad de solucionar amistosamente la controversia mediante un dialogo bilateral “sin precondiciones” con Costa Rica.

El embajador nicaragüense Denis Colindres firmo la misiva a la representación diplomática salvadoreña en la OEA.

Costa Rica exige el retiro de las tropas nicaragüenses en una zona en la que reclama soberanía en las riberas del Rio San Juan, cuyo margen derecho es el límite natural entre ambos países centroamericanos.

El diferendo se ha estancando luego que Nicaragua rechazo una resolución de la OEA, aprobada por 21 países miembros del Consejo Permanente del organismo, que pedía el retiro de la presencia militar y de seguridad de la zona en litigio.

La presidenta Laura Chinchilla anuncio que mantiene a “distancia prudente” las patrullas de la policía del territorio en litigio para facilitar un eventual dialogo con su colega de Managua, Daniel Ortega.

Además, Costa Rica solicito una convocatoria de los cancilleres de la OEA para analizar la disputa, sin embargo, el mandatario nicaragüense había asegurado el viernes, que no asistiría a esta eventual reunión de consulta.

Nicaragua ya ha dado por cerrado el caso en la OEA y acudiría a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.