Morales acusa a Chile de “jugada sucia” para evitar que Bolivia presida Celac

El presidente boliviano, Evo Morales, acusó a Chile de hacer una “jugada sucia” para evitar que Bolivia asuma en 2017 la presidencia temporal de la Celac y negó que vaya a usar al organismo para promover el reclamo marítimo de su país como aseguran las autoridades chilenas.

En una rueda de prensa en La Paz, Morales indicó que la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) estaba asegurada para Bolivia hasta que “sospechosamente” apareció otro país candidato, Honduras, “inventado” por Chile.

El mandatario recordó que su país postuló en 2014 para presidir el bloque latinoamericano en 2017 y que no había otros candidatos, hasta que en junio de 2015 se postuló Honduras.

Según el gobernante, Chile no quiere que Bolivia presida la Celac el próximo año porque le tocará ser anfitrión de la cumbre de mandatarios y jefes de Estado de ese bloque y la Unión Europea (UE).

A juicio del mandatario, algunas autoridades chilenas “actúan rencorosamente, vengativamente” con Bolivia porque la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya se declaró competente para tratar la demanda que presentó el país andino contra Chile.

Con su demanda, presentada en 2013, el Gobierno de Morales busca un fallo que obligue a Chile a negociar en firme una solución a la centenaria reivindicación boliviana de recuperar una salida al mar.

Bolivia perdió ante invasión de tropas chilenas 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

Chile tiene hasta el próximo 25 de julio para presentar en la CIJ su respuesta para refutar los argumentos bolivianos.

Morales también ratificó que Bolivia “nunca” ha pensado en usar la presidencia de la Celac como plataforma para difundir su postura en la demanda marítima a Chile.

Expresó su confianza en que los cancilleres latinoamericanos harán “justicia” y permitirán que Bolivia presida al organismo regional.