Merkel llama a votar por la derecha para superar la recesión en Alemania

20090926-0-0-N-canciller alemana
La canciller alemana Angela Merkel llamó en víspera de las elecciones legislativas que con toda probabilidad le darán un nuevo mandato, a votar masivamente por el campo conservador para sacar rápidamente al país de la mayor recesión de su historia de posguerra.

“Se trata de decidir cómo vamos a salir rápido de la crisis” económica, afirmó Merkel, que tiene casi asegurado su permanencia al frente del gobierno.

A su regreso de la cumbre del G20 que reunió a los principales países industrializados y emergentes en Pittsburgh (este de Estados Unidos), Merkel participó en Berlín en el último mitin de la campaña electoral ante miles de militantes de su partido, la Unión Democristiana (CDU).

Tras recordar que la primera potencia económica europea esperaba un retroceso de un 5% en su Producto Interior Bruto (PIB) para este año, la canciller insistió en que Alemania necesitaba “estabilidad” y no “hacer experimentos”.

Ovacionada por una muchedumbre que gritaba “Angie, Angie”, la canciller más popular de la historia de la posguerra, volvió a expresar su preferencia por la formación de una coalición con los liberales del Partido Democrático Libre (FDP).

Durante los treinta minutos de su discurso, no mencionó ni una sola vez a su principal rival, el ministro socialdemócrata de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier. “Mañana, se tratará de dar a la Unión (democristiana) la fuerza de formar un nuevo gobierno en Alemania, en una nueva constelación” con el FDP, dijo ante sus seguidores, reunidos en una sala de conciertos.

Se cuidó mucho de atacar de frente al campo del Partido Socialdemócrata (SPD) ya que, aunque su objetivo sigue siendo conseguir una mayoría para formar gobierno con el FDP, podría verse obligada a repetir una nueva “gran coalición” derecha-izquierda, como la actual.

Las encuestas conceden en el mejor de los casos el 48% de las intenciones de voto a sus conservadores CDU/CSU y al FDP, lo que les daría justo la mitad de los escaños del parlamento. Y al SPD le dan entre 26 y 27% de las intenciones de voto.

La canciller, primera mujer en dirigir Alemania, intentó aprovechar en esta campaña su popularidad, considerada bastante apagada, multiplicando los carteles en los que aparece con la consigna: “votamos por la canciller”. Por su parte, el socialdemócrata Steinmeier pintó el viernes un panorama bastante negro de lo que sería una Alemania sin el SPD en el gobierno.

En el caso de victoria de una coalición CDU/FDP, “veréis recortes en el sistema de protección social”, aseguró ante 10.000 personas en la Puerta de Brandeburgo de Berlín. Este final de campaña electoral estuvo marcado por la multiplicación de las amenazas terroristas.

La policía judicial descubrió en internet un nuevo vídeo, procedente de los círculos talibanes, que amenaza a Alemania con atentados si no retira sus tropas de Afganistán.