Mercosur: cautela local por las declaraciones de Evo Morales

Argentina, Brasil y Paraguay mantienen ahora extrema cautela ante las últimas declaraciones de Evo Morales, el único mandatario que reconoció a Venezuela en su decisión unilateral de asumir la presidencia del Mercosur el viernes, más allá de la difusa actitud que tuvieron los uruguayos. El en el marco de la grave crisis institucional, política y económica que atraviesa el bloque.

Sin embargo, fuentes diplomáticas manifestaron que hay molesta con los uruguayos y con el presidente boliviano, cuyo país no es miembro pleno pero sí está en proceso de serlo. Actualmente tiene categoría de Estado asociado. Morales incluso felicitó a Venezuela por haber “logrado” la presidencia del Mercosur, el viernes, luego de que el canciller oriental Rodolfo Nin Novoa anunciara que su país daba por terminada la presidencia del bloque sin actos protocolares.

Como publicó hoy Clarín, altas fuentes de la Presidencia y de la Cancillería argentinas señalaron que no van a reconocer la presidencia venezolana de esta manera. Por un lado, señalaron que la decisión debía tomarse por consenso, y hace meses ya que tanto Asunción, Buenos Aires y Brasilia buscaban impedir que el gobierno de Nicolás Maduro asumiera esa presidencia que dura seis meses y va rotando por orden alfabético. Dichos países cuestionan fuertemente la situación de los derechos humanos en el país caribeño, empezando por la persecusión de los opositores políticos. Pero además remarcan que Venezuela no cumplió con la ratificación de los protocolos necesarios, pese a haber entrado como miembro pleno hace cuatro años.

El viernes, Paraguay informó que no va a reconocer la decisión de Venezuela de asumir el mando, tal como lo anunció también por comunicado así la canciller de Maduro, Delcy Rodríguez. Ayer, lo hizo también Argentina, aunque según sabe Clarín, las fuentes consultadas no buscan emitir comunicado ni escalar a un nuevo conflicto con Caracas. El canciller paraguayo Eladio Loizaga incluso propuso que como le tocaría después de Venezuela, sea Argentina la que asuma ahora la titularidad temporaria del bloque. La realidad es que la presidencia está acéfala.

El gobierno interino de Brasil no se ha pronunciado, pero se sabe que la decisión de Michel Temer es la misma que la de Mauricio Macri y Horacio Cartes. Temer y Macri se van a ver este viernes el 5, y si hay tiempo, puede que haya un encuentro en el que se hable de aspectos bilaterales como del conflicto venezolano. Pero ese encuentro no se confirma. Macri viajará a la inauguración de los juegos olímpicos, y habrá poco espacio para hablar de otros temas. Habrá varios presidentes y representantes extranjeros en dicha ceremonia, que tendrá lugar en el Estadio Maracaná, de Río de Janeiro. Pero con el presidente viajará con la canciller Susana Malcorra y el Secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, quienes seguramente mantendrán sus propios contactos.

Para Evo Morales la decisión de no dejar a Venezuela asumir la presidencia es “otro ataque a la integración económica por instrumentos del sistema capitalista”.

¿Perjudica su posición el proceso de adhesión plena de Bolivia al bloque? Nadie lo responde. En lo formal, los bolivianos van cumpliendo con rigor todos los procesos de entrada, a diferencia de los venezolanos, que fueron un relajo. Pero mantienen fuertes diferencias ahora con los cambios de gobierno en Argentina y Brasil. A Venezuela lo hicieron entrar Dilma Rousseff, Cristina Kirchner y José Mujica en 2012, aprovechando la suspensión del bloque de Paraguay.